0 2 mins 1 año

Como un dato poco alentador sobre los probables efectos de la pandemia, ayer se suicidaron dos personas en Concordia.

En el primer caso se conoció que un hombre que vivía en calle Güemes, de unos 85 años de edad, decidió poner fin a su vida.

En otro hecho, que tuvo honda repercusión pública por la personalidad del trabajador de la salud fue el de Rafael Cobello, de 46 años de edad, que también puso fin a su vida y su cuerpo será trasladado hoy a General Campos, de donde era oriundo, para recibir cristiana sepultura.

Rafael Cobello, 46 años, enfermero muy reconocido en la ciudad y alrededores, puso fin a su vida. Honda conmoción entre sus pacientes y amigos, su cuerpo será trasladado a General Campos.

Cobello fue también acompañante terapéutico y, ahora, ejercía la enfermería con gran profesionalidad y amor por la profesión. Era una persona respetada y muy querida por sus pacientes.