Posted on: 11 de enero de 2021 Posted by: Redaccion Comments: 0

LA ARGENTINA QUE DUELE: Una abuela de 70 años atravesó tres largos días tomando leche en polvo. No tenía dinero para comprar comida y tampoco para reponer la garrafa de gas. En plena lluvia del domingo, se presentó en la comisaría de Villa del Totoral (Córdoba) a pedir ayuda: necesitaba alimentarse.

Vive sola en una pequeña habitación y asiste a un hogar de día, pero estaba cerrado por vacaciones. Si bien recibió el bolsón de comida, no tenía dónde ni cómo calentarla porque se había quedado sin gas.