COMERCIANTES DE LA COSTANERA ESTÁN QUE TRINAN CONTRA LA MUNICIPALIDAD

La Unión de Comerciantes Unidos de la Costanera expresó su bronca en redes sociales por el trato desigual y preferencial hacia los emprendimientos gastronómicos del centro de la ciudad, algo que se vio reflejado de manera evidente cuando, en la noche de este sábado, calle 1º de Mayo, la principal arteria de acceso a la costanera, fue cortada para beneficiar en particular a dos comercios gastronómicos, el Bar Ideal y el restorán el Ciervo, propiedad de Leandro Lapiduz, presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Concordia. El Centro de Comercio Industria y Servicios de Concordia (CCISC) posteó un comunicado en solidaridad con los  comerciantes de la costanera que se sintieron convidados de piedra en la más prometedora noche, en términos comerciales, de Semana Santa.

Anoche se montó un espectáculo integral sobre calle 1° de Mayo, alrededor de la plaza principal, con cocineros en vivo, exposición de autos antiguos y show musical.

Sin embargo, la indignación copó a los comerciantes de la Costanera al ver que la principal arteria de acceso, la más fácil para el turista de acceder al río y el más destacado tramo del llamado  “Paseo Gastronómico”, calle 1º de Mayo, se vio interrumpido en lo que interpretaron como un trato desigual y en beneficio de unos pocos, entre ellos el restorán “El Ciervo” del presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Concordia, Leandro Lapiduz.

El malestar fue tal de parte de un sector que se sintió perjudicado que el Centro de Comercio, Industria y Servicios (CCISC) debió pronunciarse al respecto:

“Nuestros socios de la Costanera de Concordia, comercios legalmente establecidos, ejemplo de resiliencia ante cada creciente, merecen respeto y ser tenidos en cuenta. La pandemia los ha afectado enormemente, merecen poder trabajar.

Cuando no hay operativos que desalientan o directamente prohíben la circulación en la costanera, se resuelve cortar el principal acceso dejando vacío el sector y no permitiendo a concordienses y turistas poder acceder normalmente.

Desde el CCISC consideramos como positiva cualquier acción que tienda a fomentar los espacios gastronómicos de la ciudad, siempre que no haya perjudicados, ni ‘hijos y entenados’.”