EN EL PAÍS DE POLÍTICOS MENTIROSOS, CHORROS Y MILLONARIOS: El “gordo mortero y delincuente” es precandidato a senador nacional por la izquierda santafesina

En diálogo con nuestro medio, este delincuente consideró que es el único candidato “preso político” y dijo que pone su apodo
“al servicio de la lucha”. Sebastián Romero, mas conocido como el “Gordo del Mortero”, será precandidato
a senador nacional por el Frente de Izquierda de Santa Fe.

Este delincuente y militante de izquierda está acusado de disparar un mortero durante la marcha contra la reforma previsional el 18 de diciembre de 2017 y fue extraditado desde Uruguay en junio del año pasado. Hace más de un año está detenido con prisión domiciliaria; y ahora integra la lista del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado que participará en la interna del Frente de Izquierda y de los Trabajadores. En diálogo con LT8, dijo que “en ese momento fui demonizado por los medios hegemónicos; y hoy pongo ese apodo al servicio de la lucha”
Asimismo, aclaró que “todavía no estoy condenado, no hay fecha de juicio, y estoy con prisión domiciliaria en Buenos
Aires hace mas de un año”. Al “gordo mortero” se lo acusa de intimidación publica y atentado a la autoridad con arma.
Según el, “quedó demostrado que no tenia un arma en la mano y están lejos de poder demostrar las acusaciones”.
“Nuestro perfil es apostarnos en la lucha obrera, el reclamo, contra la criminalización de la protesta; y defendiendo a los pueblos trabajadores del mundo, los procesos que este sistema nefasto nos pusieron en la cabeza de los trabajadores toda la crisis”, dijo el militante de izquierda.
En ese sentido, evaluó que “cambiamos el gobierno, el discurso, pero las prácticas son las mismas, teniendo en cuenta
los planes de ajustes, siguen pagando al Fondo Monetario esa deuda usurera; gobierno tras gobierno han endeudado
cada vez mas a nuestro país”.
Para Romero, “la criminalización de la protesta se agudiza cada vez mas, a nivel mundial; los pueblos que se levantan
para defenderse contra los ataques de diferentes gobiernos, que defienden los intereses de una minoría de la sociedad