Ana María, la mujer que le hizo un gesto a Alberto: “Yo no pude despedir a mi esposo”

La señora que se hizo viral en las redes sociales por hacerle “fuck you” al presidente aseguró que “no quiso faltarle el respeto”. “Lo hice con un dolor del alma como el de tantos argentinos”.


En su programa “Diego a la Tarde”, por Radio Mitre, Diego Leuco recibió vía telefónica a Ana María, la mujer que se volvió viral por un video en el que se la vio haciéndole “fuck you” al presidente Alberto Fernández. Ella es dueña de un comercio, su marido murió durante la pandemia tras haber estado internado por coronavirus y no lo pudo despedir.

En cuanto al por qué de su gesto, la señora contó: “Lo hice con un dolor del alma; hice esa expresión hacia el señor presidente… no le quise faltar el respeto, fue mi dolor, como a tantos argentinos”. Luego, relató lo que le pasó: “Interné a mi marido el 1° de septiembre, no lo vi más. El 10 de septiembre falleció sin poder ninguna comunicación con él. No pude despedir a mi esposo porque me tenían aislada”, señaló.

El 1° de septiembre entré a la guardia con él. Le pusieron la máscara y no lo vi mal. Por eso pienso que para mi no falleció. No pude pasar por el proceso del duelo, es como que se fue”. Otras de las cosas que Ana María indicó que le dolió fue la despedida multitudinaria de Diego Armando Maradona, que ocurrió pocos meses después de que perdiera a su marido. “Hicieron un velatorio de locos y a mi esposo no lo pude ver. ¿Mi esposo no era un ser humano?”, se preguntó.

Por otro lado Ana María reveló cómo vivió la cuarentena estricta: “A mis hijos no los veía, a mis nietos no los veía. Al negocio no iba, lo tuve cerrado porque no se podía”, dijo a su vez. “La gente no pudo trabajar. Yo hace más de 20 años que tengo el negocio; gracias a dios pude subsistir, pero muchos no. Siempre trabajé y guardé”.

Mientras tanto, al finalizar la entrevista con Leuco, la mujer confesó: “A la noche tardo en dormirme. Pienso en el sufrimiento de él en soledad, sin saber nada de su familia… es horrible”. Y recordó a su marido, Carlos Alberto, como “una persona decente, trabajadora, honesta, servidora de la patria”.