0 5 mins 1 mes

Una amiga de Fabiola Yáñez habría ofrecido las fotos a varios medios de comunicación a cambio de dinero. Mientras tanto, el fiscal de la causa pidió investigar si los asistentes a la fiesta tenían el permiso para circular durante la cuarentena.


Tras la difusión de los videos de la fiesta de cumpleaños de Fabiola Yañez en la Quinta de Olivos durante la cuarentena extrema del año pasado, el Gobierno planea denunciar a una de las invitadas al festejo. Se trata de la emprendedora chubutense Stefanía Domínguez, quien habría filtrado las imágenes del escandaloso brindis que desató una investigación judicial e impulsó a la oposición a pedir el juicio político del presidente.

Según informa Clarín, el malestar con Domínguez comenzó el fin de semana, cuando según la investigación lanzada en el gobierno para descubrir el origen de la filtración, además de las fotos compartidas por el peluquero Fernando Abraham con sus amigos habían descubierto que Stefanía habría ofrecido las imágenes a varios medios de comunicación a cambio de dinero.

La estrategia oficialista estará focalizada en despegarse de Domínguez, atribuirle la culpa del escándalo y asociar a la joven empresaria de Comodoro Rivadavia con una operación política coordinada con el canal periodístico LN+ y el macrismo.

Por lo pronto, la empresaria – y ¿ex? amiga de Fabiola Yañez- ya eligió como su nuevo defensor a Mauricio D’Alessandro, cuya táctica legal en otras causas contra personas acusadas de violar la cuarentena es radical: para el mediático abogado, todos los decretos de Alberto Fernández que establecieron y renovaron la cuarentena más larga del mundo son sencillamente inconstitucionales.

Permiso para circular durante cuarentena

A todo esto, el fiscal federal Ramiro González, que investiga el festejo en Olivos en plena cuarentena, pidió al Gobierno información para determinar si la primera dama y sus invitados tenían permiso de circulación tramitado mediante la aplicación Cuidar.

El fiscal lleva adelante la causa que le delegó el juez federal Sebastián Casanello. En este expediente el fiscal detalló que la Casa Militar aún no envió la información sobre los ingresos y egresos de la residencial presidencial el día de los festejos.

En una decisión conocida este jueves, la fiscalía dispuso incorporar a la causa los videos del cumpleaños, filtrados ayer por el Gobierno a través de El Destape y a la TV Pública. Asimismo, admitió como nuevos abogados llegados al caso a Alejandro Rúa, en representación de Carolina Marafioti, y de Pablo Slonimsky y Jorge Ballestero, en representación de Federico Abraham.

La semana pasada, González ya había incorporado al expediente la foto de la celebración, que confirmó la presencia de Alberto Fernández en los festejos, y obligó al Presidente a reconocer que la reunión social existió y a pedir disculpas públicamente. Al mismo tiempo, el fiscal intimó a la Casa Militar de la Presidencia a entregar la lista de entradas y salidas de todas las persona que concurrieron a la quinta de Olivos 14 de julio del 2020.

Sin embargo, el fiscal confirmó este jueves que “al día de la fecha no se han recibido los registros oficiales oportunamente requeridos a la Casa Militar de Presidencia de la Nación, más allá de que todavía no operó el vencimiento del plazo establecido”.

El fiscal González y el juez Casanello investigan si los hechos denunciados configuran los delitos previstos en los artículos 205 y 248 del Código Penal. El 205 establece una prisión de seis meses a dos años para quien violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia.