“CHILO” BARRIOS QUEDÓ IMPUTADO POR “AMENAZAS CALIFICADAS” Y “TENENCIA ILEGAL DE ARMA DE FUEGO”

Tras la detención de Claudio “Chilo” Barrios, propietario de la distribuidora de la gaseosa Manaos ubicada en calle Mendiburu al 973 de nuestra ciudad, el juez de garantía que entiende en la causa lo dejó en libertad, pero Barrios quedó imputado en dos delitos, ellos son: “amenazas calificadas” y “tenencia ilegal de arma de fuego”. 

La decisión del juez Mario Figueroa de dejarlo en libertad a Barrios, generó comentarios de todo tipo porque en menos de diez horas y sin que la policía todavía los efectivos policiales hayan solicitado los antecedentes de reincidencia y sin cumplimentar actos procesales necesarios y medidas de prueba, Barrios haya recuperado la libertad. 

Vale recordar que el imputado había sido detenido el jueves pasado a última hora de la tarde, en el allanamiento que los efectivos policiales realizaran en el galpón donde funciona la distribuidora de Manaos, en calle Mendiburu al 973, por el delito de Tenencia Ilegal de arma de fuego y donde los uniformados secuestraron un arma calibre 22 y más de 60 cartuchos, según se informó oficialmente. 

En otro procedimiento que se llevó a cabo de manera simultánea en un domicilio que también tiene vinculación con el propietario de la empresa, sería su domicilio particular ubicado en inmediaciones de calle Cortada 110 y Dr. Del Cerro en el barrio San Miguel, los funcionarios policiales secuestraron un aire comprimido.