0 3 mins 4 meses
La vista del presidente del partido al campamento de la Juventud Radical, en febrero, marcará el inicio del año político para los radicales entrerrianos. Será el primer paso de Morales en su campaña presidencial. También viene Valdés y esperan a Manes.
Campamento del 5 y 6 de febrero

La semana pasada empezó a moverse en Entre Ríos el tablero político del verano, centrado en la crisis que la sequía generó entre los productores. Esas tensiones movilizaron a legisladores de la oposición para buscar respuestas ante un sector al que mayoritariamente representan.

Pero, en plano estrictamente partidario, el receso estival se extenderá un par de semanas más dentro de la UCR, la fuerza mayoritaria y con más vida interna dentro de Juntos por Entre Ríos. El primer hecho de importancia llegará el 5 y 6 de febrero, cuando en Villa Urquiza se realice el campamento de la Juventud Radical, luego de dos años ausente por la pandemia.

Morales sí; Valdez y Manes, tal vez

Más allá de la importancia que supone para un partido exhibir una juventud movilizada, el primer fin de semana de febrero marcará el inicio del año político para la UCR entrerriana por la visita que hará al campamento el presidente del Comité Nacional, Gerardo Morales.

La expectativa se agranda porque también estará el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdez y ante la posibilidad, aun no confirmada, de que también llegue a Villa Urquiza el diputado Facundo Manes.

Se trata de tres opciones que la UCR tiene para disputar la presidencia de la Nación en 2023. Esas presencias motivarán, más allá del campamento de la JR, reuniones con la dirigencia provincial del radicalismo que marcarán el inicio de la campaña presidencial en Entre Ríos.

Con Morales

La dirigencia de Entre Ríos está mayoritariamente alienada con Morales, que por estos días exhibe un protagonismo superior al resto de la dirigencia radical. Pero los que lo conocen dicen que gobernador jujeño es un hombre práctico: si ve que Manes está mejor como figura emergente y es sostenido por la UCR de la provincia de Buenos Aires cedería sus pretensiones. Aunque, claro, también está la posibilidad de que Morales crezca. Esto recién empieza.

Pero ¿quiénes son los dirigentes entrerrianos más cercanos a Morales? No hay en la provincia muchos dirigentes de la UCR con proyección nacional o con contactos de muchos años con la dirigencia nacional de su partido. Se cuentan con los dedos de una mano. Los más destacados son Atilio Benedetti, Gustavo Cusinato y Fabián Rogel.