0 3 mins 4 meses

  Una joven mujer mantuvo un breve diálogo por detrás de un muro con cronistas de estas páginas, pidió absoluta reserva de su identidad porque, según dijo “tengo miedo por represalias”. Aunque fue muy escueta, la mujer contó detalles y aportó datos importantes a las autoridades para la investigación y esclarecimiento del homicidio.

La mujer contó detalles de lo ocurrido en la puerta de su domicilio en calle Rawson, cuando malvivientes le dispararon a matar a Luis Godoy cuando este corría detrás de los delincuentes intentando recuperar el celular que le habían robado “parece que el chico los corrió, dijeron que ya le habían tirado dos tiros anteriormente y cuando los estaba por alcanzar, lo hirieron de muerte con un tercer disparo, aparentemente, comentan que fue así”, dijo y sostuvo que “según la policía, parece que fue con un arma 22ml”, comentó.

“ESCUCHÉ LOS TIROS”

En diálogo con nuestros cronistas, le mujer que, nos mencionó su apellido pero nos pidió absoluta reserva, contó que: “yo en ese momento estaba durmiendo y me desperté cuando escuché los tiros y las corridas, me levanté pensando que era mi cuñado que lo venían corriendo y cuando salí me encontré con el muchacho tirado en el asfalto y lo auxilié porque estaba caído en el piso arriba y parece que tenía un tiro arriba del estómago en el costado izquierdo”, dijo y recordó: “me parece estar viéndolo cómo se le fueron los ojos para atrás y se quedaba sin pulso y ahí me desesperé y pedí por favor que se quede conmigo hasta que llegara la ambulancia”.

La mujer relató que: “yo le imploraba y le decía: miráme, miráme, no te vayas le decía yo y él me agarró la mano y me miró, pero se le cerraron los ojos y se desvaneció, pero yo lo hablaba para que no pierda la conciencia, pero duró dos minutos porque me dijo tres palabras y cerró los ojos y nunca llegó a decirme su nombre”, detalló la mujer, aún muy conmovida por el hecho.

Finalmente, la vecina que asistió a Luis Godoy tras haber sido malherido de un balazo, recordó que: “el muchacho estaba acompañado por dos personas que estaban en shock porque no reaccionaban. Yo fui la única que lo auxilió, estaban todos mirando y ninguno de los dueños de los autos atinó a llevarlo al hospital”, lamentó.