0 3 mins 4 meses

Un vecino que vive en calle Damián P Garat casi Salto Uruguayo, en el barrio conocido como “Polideportivo”, denunció ante nuestras páginas que ya le entraron varias veces a robar en su domicilio. Contó que, a punta de pistola, conocidos delincuentes que viven en el barrio Juan XX III, lo tienen a mal traer a él y a toda su familia. Dijo tener una discapacidad visual y exigió a las autoridades que hagan algo.

Norberto Galeano, víctima de reiterados robos de sus bienes, expresó que: “el viernes nos robaron de nuevo, nos robaron unas herramientas que eran muy importante para nuestro trabajo”, dijo y puntualizó que “el sábado a la madrugada también nos robaron tres bicicletas que son instrumentos de nosotros para nuestro trabajo. La verdad que nosotros estamos cansados -dijo- yo estoy cansado de vivir así sin ningún tipo de seguridad para nosotros los que laburamos en esta ciudad”, lamentó.

Del mismo modo Norberto rezongó que: “no se puede vivir así, yo estoy cansado de venir acá tribunales a denunciar a esta gente. También estoy cansado de venir a denunciar a la gente que entro el 30 de enero del año pasado a mi casa”, dijo y puntualizó que “fueron, entraron y violentaron las cerraduras, hicieron violación de domicilio, aplicaron violencia de género, intento de homicidio contra mi persona porque me quebraron cuatro costillas”, dijo y señaló que “mi casa está ubicada en calle Damián P Garat 1832”.

Norberto admitió que: “yo tengo una discapacidad visual en un ojo porque acá tengo el certificado, no es que yo quiera hablar por hablar, que me quiera hacer el santo porque no soy santo, pero yo lo que quiero es que la justicia o la policía cuando la llamó, es cuando me amenazan, porque me van amenazado varias veces y los delincuentes son del barrio Juan XX III”, denunció.

Más adelante Galeano volvió a insistir en que: “nos viven amenazando, a mi señora les dicen cosas, entonces que la policía o la justicia principalmente, haga algo. Que empiece hacer algo la justicia porque a punta de pistola llegaron el 30 de enero y entraron a mi casa para asaltarnos”, dijo y lamentó que “cuando pasó todo eso, me rompieron toda la casa, a mí me quebraron costillas”, recordó y puntualizó que “le pegaron a mi mamá, le pegaron a mi mujer. Eso pasó el 30 de enero del año pasado. Por eso vengo a reclamar a tribunales, para que la justicia haga algo de una vez porque así no podemos vivir con esos delincuentes”, rezongó.