POR QUÉ CERRARON LA FARMACIA “CRUZ BLANCA” EN LA PARROQUIA DEL VALLE

Tras el cierre de la farmacia “Cruz Blanca” que funcionaba en la Parroquia Nuestra Señora del Valle Personal, realizado por personal del Ministerio de Salud de la provincia, donde llevaron adelante un decomiso de todos los medicamentos que había, el párroco declaró ante nuestro medio sobre lo ocurrido y brindó detalles.

El párroco, padre Marcelo Dalmaso, le dijo a cronistas de este medio que “la gente del ministerio que vino a hacer el decomiso nos dejaron por un lado los  requisitos para la habilitación de una farmacia, y nos dejaron un par de teléfonos concretamente de la gente de asuntos jurídicos del ministerio con el cual ya pude charlar, ellos consideran que la situación es muy grave desde lo jurídico y que estábamos según ellos infringiendo la ley”.

Del mismo modo el sacerdote reconoció que “la verdad es que no teníamos habilitación pero si teníamos el asesoramiento de un farmacéutico que nos daba una mano pero que justamente ahora está enfermo, eso hizo a la posibilidad de manipular medicamentos así que legalmente no estaba bien lo que estábamos haciendo”.

“Sobre la cuestión social que se prestaba acá, el área del ministerio con la que hable, no le compete esa parte, probablemente el ministerio mismo o la gobernación puedan hacer acá una farmacia solidaria que cumpla la función altamente social que estaba cumpliendo esta -dijo Dalmaso, quien agregó- la gente está muy triste, muy dolida, permanentemente sigue llegando gente a buscar medicamentos y la gente no entiende la situación y plantean que acá siempre se les daba el medicamento y ya la farmacia no está entonces es muy complicado para ellos porque acá se atendían más de 200 personas por mes que en forma totalmente gratuita se llevaban su medicamento”, precisó.

Consultado si el decomiso podría haber sido por alguna denuncia de algún sector, el sacerdote dijo: “la gente del ministerio me aseguró que no, el abogado de legales del ministerio me dijo que ante el conocimiento público de una nota periodística que salió en un medio de Paraná sobre el funcionamiento de esta farmacia, ellos tienen la obligación de intervenir de oficio”.

Por último el padre Marcelo Dalmaso expresó que “la expectativa nuestra ahora es que habrá que charlar si hay alguna posibilidad de conseguir una habilitación, yo creo que son tramites muy caros y muy difíciles de hacer y nosotros no tenemos un peso porque nunca manejamos dinero porque la gente venía y trabajaba a voluntad y los medicamentos que se entregaban acá eran con receta y totalmente gratuitos para la gente, yo lamento mucho por la gente que está muy decepcionada y muy triste por lo que pasó y que además era un importante alivio económico para ellos conseguir los remedios acá en forma totalmente gratuita”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.