AL TESORERO DEL BANCO SANTANDER LE FALTABA PLATA

Personal policial de la Jefatura Dptal. Concordia tomo intervención siendo las 12:55 horas en el banco Santander Rio sito en calle Urquiza y Mitre, debido a un llamado telefónico mediante el cual el tesorero Gonzalo de 31 años, anoticiaba de la faltante de la zona de tesorería de un bolsón de dinero conteniendo un millón de pesos  el que se encontraba con su precinto colocado junto a once bolsones más (total doce bolsones) que se encontraban listos y preparados para ser retirados por una conocida empresa de transportes de caudales.

Presente altas autoridades de esta jefatura Dptal., personal de judiciales, investigaciones y criminalística, casi en forma simultánea se puso en conocimiento que momentos previo siendo las 12:40 horas, se habían retirado del lugar dos masculinos que efectuaban distintos trabajos de comunicación informática-electrónica en dicha entidad bancaria contratados por la misma. Brindándose nombres tratándose de un joven de 19 años y otro de 38 años de edad ambos oriundos de la ciudad de Paraná, los que se habrían retirado a bordo de una Renault Kangoo, color blanco, aportándose demás características.

Sindicándoselos en primera instancia    por personal del banco como los principales sospechosos y/o autores. Por tal motivo se montó un amplio operativo cerrojo de la ciudad de Concordia con comunicación a distintos puntos camineros de la provincia y siendo las 15:00 horas a través de un llamado telefónico de la propia sucursal bancaria los interesados se presentaron nuevamente en la entidad (se destaca que ambos regresarían luego de un almuerzo en esta ciudad).

Se dispuso en primera instancia una inspección general del banco en razón de hallar  indicios encontrándose en una oficina contigua pero en zona restringida (no donde estaban el resto de los bolsones para ser entregados) escondida detrás de unas cajas de cartón la bolsa faltante que contenía en un principio un millón de pesos, que realizada la constatación de su contenido en presencia de autoridades del banco, de criminalística y personal judicial se constató en primera instancia la rotura de la bolsa por un lateral con el precinto colocado y contenía en su interior novecientos mil pesos y la faltante de cien mil pesos (un fajo de mil billetes de cien pesos).- También se dispuso la requisa vehicular para la búsqueda del dinero faltante, con resultado negativo, se demoro judicialmente a la totalidad del personal bancario procediéndose a la requisa personal de ellos y terciarizados (Personal de limpieza y seguridad privada), como así se dispuso el secuestro de 22 aparatos de telefónica móvil de estas personas, destacándose que la zona donde se encontraban los bolsones no es la tesorería y es de acceso a todos los empleados del banco por encontrarse enfrentado a los servicios sanitarios utilizados por el personal del banco.

Cabe destacar que ninguno de los presente observó ninguna situación rara o con signos de violencia, ni presencia de personas ajenas a la institución y/o con debida autorización. Disponiéndose siendo las 19:30 horas aproximadamente finalizadas las tareas de rigor, la libertad de acción de todas las personas demoradas, incluyéndose los dos paranaenses.

Con respecto a las tareas investigativas no se descarta ninguna hipótesis, las que proseguirán con testimonios y análisis de distintas cámaras de seguridad con las que cuenta la entidad bancaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.