EL TEMPORAL DEL LUNES A LA MADRUGADA PROVOCÓ SERIOS DAÑOS EN DISTINTAS ZONAS DE LA CIUDAD DE CONCORDIA

Durante el violento temporal de viento lluvia y granizo que se desató alrededor de las 3.30hs de la madrugada de ayer en Concordia, se registraron 32 mm de agua caída, que si bien no fue una gran cantidad, cayó en un corto período de tiempo y causó inundaciones de arroyos anegamientos en varios sectores de la ciudad. La fuerte tormenta y el granizo también dejaron sus huellas.

Ayer a la mañana, personal de Servicios Públicos y de Desarrollo Humano, junto a Bomberos Voluntarios, trabajaban en los barrios afectados atendiendo a las familias que requerían asistencia urgente como es el caso de los habitantes de la precaria casilla de madera que se cayó por el violento temporal en Nogueira y Buolevar Yuquerí en el barrio La Roca, pegado al barrio conocido como viviendas Toyota. A su vez la Cooperativa Eléctrica trabajaba en el tendido eléctrico para normalizar el servicio.

Mauricio Alegre, a cargo de Gestión Integral de Riesgo de la Municipalidad, le dijo a este medio que “se produjeron serios daños en distintas zonas de la ciudad, anegamientos de calles y viviendas, voladuras de techos y cortes de luz parciales en distintos sectores. Los más afectados fueron loa barrios de la zona sur, de la zona noroeste y otros como el asentamiento del barrio Juan XXIII, donde se desbordó el arroyo Manzores, fueron los más afectados”.

“Pese a que se daban alertas de una tormenta muy severa, los vientos fueron mayores a los 60km/h -aseguró y recordó- en los eventos anteriores hemos tenido vientos de más de 80km/h, pero por supuesto que nos ha causado serios problemas en algunos barrios pero por la lluvia caída en tan corto periodo nos provocó la anegación de algunos desagües y en algunas viviendas sufrieron inundación”, lamentó.

El funcionario detalló que “hubo fuertes vientos lluvia y granizo en distintas zonas de la ciudad, anegamientos de calles y viviendas, voladuras de techos y cortes de luz como por ejemplo en barrios de la zona sur, de la zona noroeste y otros como el asentamiento del barrio Juan XXIII, donde se desbordó el arroyo Manzores, fueron afectados”.

“La municipalidad -dijo- llevó adelante un intenso operativo de asistencia y atención específicamente, personal de Servicios Públicos y de Desarrollo Humano, junto a Bomberos Voluntarios, trabajaron en los barrios afectados realizando un relevamiento de los daños que se produjeron y atendiendo a las familias que requieren asistencia porque además de las viviendas familiares afectadas, también se registró la caída de un poste de cableado en calle Ituzaingó y Avellaneda, en Etcheverría y Monseñor D’Andrea, de un árbol en Tucumán y Presbítero del Castillo, y otro en Presbítero del Castillo y Catamarca, entre otros”, dijo y destacó que “afortunadamente, no se han registrado hasta el momento daños físicos a personas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.