SE VOLÓ EL TECHO DE UN TEMPLO Y FUE A PARAR ARRIBA DE LA CASA DE UNA VECINA DEL OTRO LADO DE LA CALLE

Alrededor de las 4 de la mañana, el techo completo de la Iglesia Camino Nuevo, se desprendió y voló a más de 5 metros de altura para quedar sobre los cables y el techo de una casa vecina que está del otro lado de la calle.

Faustina Oviedo fue quien escuchó el estruendoso ruido arriba de su centenaria vivienda a las 4 de la madrugada, ella describió ante cronistas de este medio que “parece que se voló todo el techo del vecino porque quedó todo el techo arriba de mi casa acá en Ricardo Rojas y Diamante, esto fue como a las cuatro de la mañana que mi nieto pegó el grito y yo escuche un estruendo, fue cuando se había venido ese techo sobre nuestra casa que tiene más de 100 años”.

“Después que se cayó ese techo sobre la nuestra vivienda -dijo- caía un poco de agua adentro al moverse un poco las chapas porque esta casa es viejita, pero por suerte no hay personas heridas gracias a Dios, acá vivimos mi hija mi nieto y yo. Ya anduvieron los de defensa civil, anduvieron mirando y dijeron que ya iban a venir a retirar las chapas del otro techo porque nosotros tenemos luz pero todos esos cables en el suelo deben ser del teléfono”.

Gracias a dios no hay personas lesionadas

Sobre la voladura del techo, Daniel Osuna, pastor de la Iglesia Camino Nuevo, que está ubicada en calle Ricardo Rojas 914, relató ante cronistas de este medio que “lamentablemente a la mañana recibimos la noticia de que el templo había sufrido la voladura de la mayor parte de su techo y si bien es una situación muy crítica en lo que tiene que ver los materiales, hay que dar gracias a Dios que no hubo víctimas, no hubo gente lastimada por suerte solo fueron daños materiales”.

“El 80% del techo se desprendió y voló por arriba de la calle a más de 5 metros de altura calculamos hasta caer sobre la casa de la vecina que está enfrente -describió- quedó colgado en la casa que está frente al templo ahí en la esquina de Diamante y Ricardo Rojas, así que hay que dar gracias a Dios porque por lo demás son cosas que se van arreglando”.

El pastor admitió estar recibiendo “reportes de los pastores de otras iglesias que me están comentando sobre la difícil la situación que están atravesando muchas familias por lo que pasó con el temporal, que han sufrido en la madrugada esto que nos ha pasado a nosotros y que lo que nos pasó a nosotros es insignificante en comparación a lo que ellos han sufrido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.