ANTE EL CASO DE LEISHMANIASIS VISCERAL CONFIRMADO EN CONCORDIA, PONEN EN MARCHA OPERATIVO DE ABORDAJE INTEGRAL Y BLOQUEO SANITARIO

La Coordinadora Departamental de Salud, Susana Calvo, junto a la referente de Zoonosis del Hospital Masvernat, María Aldáz, informaron ante nuestro medio que se dio inicio el bloqueo con el fin de atacar el caso de leishmaniasis en Concordia. La zona delimitada es el Barrio Cipo, que es donde se dio el caso, es en inmediaciones de Avenida Tavella y Lieberman. Las acciones se desarrollarán durante toda la semana.

Sobre el tema, la Dra. Susana Calvo, detalló ante cronistas de este medio que “se realiza un control de foco en las nueve manzanas o 150 metros alrededor del caso índice donde se está trabajando en la detección de personas con fiebre, como así también la búsqueda de perros con síntomas de sangrado y, además, en la concientización de la limpieza de terrenos de la zona abordada, donde reside la mujer cuyo análisis dio positivo”, aclaró.

Asimismo la médica señaló que “se realizará la colocación de trampas para la búsqueda del vector”, y aclaró que “la enfermedad la produce un parásito que se aloja en los perros y es transmitida por la picadura de un flebótomo, un insecto similar a un mosquito que se alimenta de sangre”, aseguró y agregó que “respecto al operativo de abordaje integral y bloqueo sanitario, se detecta perros con síntomas de leishmaniasis, febriles y la búsqueda del flebótomo vector de la enfermedad”.

YO LLAME LA AMBULANCIA PORQUE ELLA SE SENTÍA MUY MAL”, DIJO SU EX PAREJA

“Yo la verdad es que no sabía que María estaba internada en Paraná”, dijo Carlos Miño, ex pareja de la mujer con leishmaniasis. Este medio estuvo recorriendo el lugar donde supuestamente residía María Alicia Esteche antes de ser llevada por una ambulancia al hospital. “Yo llamé la ambulancia para que la llevaran porque ella se sentía muy mal, estaba muy descompuesta, con fiebre y vómitos”, aseguró Miño.

El lugar donde supuestamente habría estado María, es en el barrio Cipo, concretamente, en las instalaciones de la ex fábrica y donde hasta hace poco tiempo funcionaba un autoservicio.

El lugar es muy precario, es un pequeño refugio donde, aparentemente, convivió Carlos Miño con su ex pareja, la mujer con leishmaniasis que hoy está en estado de salud delicado, internada en un hospital de la ciudad de Paraná.

Vale recordar que Miño y Esteche convivieron mucho tiempo arriba de un colectivo abandonado hasta que se fueron de ese lugar porque habían sido denunciados por los vecinos por las condiciones en que vivían. El vehículo abandonado estaba en la intersección de Avenida Tavella   y Lieberman, a muy pocos metros del lugar señalado por las autoridades como el refugio donde se habría originado el caso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: