Abrirán una agencia antidrogas en Concordia

Fue presentado el nuevo perfil de la Policía Federal Argentina, que tendrá despliegue en todo el país, con la incorporación de tecnología avanzada para la investigación y una especial focalización en la lucha contra el crimen organizado, sobre todo el narcotráfico.

Luego de haber cedido a la Ciudad la Superintendencia de Seguridad Metropolitana, que le daba un carácter eminentemente urbano y porteño, ayer fue presentado el nuevo perfil de la Policía Federal Argentina: con despliegue en todo el país, con la incorporación de tecnología avanzada para la investigación y una especial focalización en la lucha contra el crimen organizado, sobre todo el narcotráfico.

 

Así lo explicó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en el acto que fue calificado como un día «histórico» para la creación del nuevo paradigma de la fuerza de seguridad federal. El despliegue territorial y el nuevo perfil de lucha contra el crimen organizado, consecuencia del traspaso de las 54 comisarías, que ahora forman parte de la también nueva Policía de la Ciudad de Buenos Aires, tendrán su punto saliente en la creación de 31 delegaciones antidrogas, según explicó el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco.

 

«El objetivo es desarticular las bandas de narcotraficantes y no quedarnos con el último eslabón de la cadena. La clave es terminar con todas las aristas del negocio», dijo el funcionario.

 

Ya fueron inauguradas 12 de esas «agencias contra el narcotráfico»: tres en el departamento Sur -Cipolletti (Río Negro), Puerto Madryn (Chubut) y General Pico (La Pampa)-, cinco en el departamento Oeste -Orán (Salta), Córdoba, Tucumán, Río Hondo (Santiago del Estero) y San Pedro (Jujuy)-, dos en el Departamento Este -Rosario y Mar del Plata- y dos en el departamento Campana. Las próximas sedes en ser inauguradas estarán en el litoral: Concordia, Entre Ríos; Goya, Corrientes y Eldorado, Misiones.

 

No sólo se crearán estas nuevas agencias de lucha contra las drogas: también se modificará la modalidad de trabajo de las viejas delegaciones que ya hay en distintos puntos del país y que históricamente cumplían la función de custodia de juzgados y fiscalías federales y, antaño, de gestión de DNI y pasaportes. Eran oficinas con poco personal que no se dedicaban a la investigación ni a la prevención. El nuevo objetivo es dotarlas de equipos capacitados para combatir el crimen organizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.