Una madre le recriminó y agredió a la docente por las notas del cuaderno

Una docente de la escuela Esparza, de Paraná, fue atacada por una madre que le recriminó por las notas que enviaba en el cuaderno. “Venimos a trabajar con todo el amor, pero con esto que pasó ahora venimos con miedo”, aseguró.

Una docente de la escuela Nº 208 Intendente Juan Carlos Esparza fue víctima de una agresión de parte de la madre de un alumno del establecimiento educativo, y otra mujer que su sumó al ataque y que cuenta con antecedentes.

 

Mónica Garcilazo, docente de Tecnología, quien estaba junto a la docente al momento de la embestida, contó cómo fueron los hechos y lamentó que estos sucesos se registren el ámbito escolar.

 

Todo ocurrió en la tarde de este lunes. Como todos los días al finalizar la jornada escolar, Mónica y su colega Gimena, subieron al auto, y en un determinado momento escuchan que “alguien dice con malos modos ¡eh vos!” y tras preguntar si era la maestra de tal niño, “empezó a insultarla y reclamarle por las notas” que enviaba en el cuaderno por el comportamiento del menor. Mónica indicó que en un momento intentó calmar a la mujer, pero también fue insultada e incluso amenazada. Y en un determinado momento “se sumó otra mujer que no tiene hijos en la escuela Esparza, pero cuenta con antecedentes en la justicia porque agredió dentro del edificio a la vicedirectora, la secretaria y el resto del personal”.

 

“Nos insultó, nos dijo de todo, a mi compañera la hizo llorar. Yo le pedía que se calmaran pero recibía más insultos y agresiones”, contó Garcilazo y agregó que la docente atacada no quiso radicar la denuncia.

 

“Todas las docentes tenemos miedo porque ya ha habido problemas”, indicó la docente y mencionó que habrá personal policial en la puerta del establecimiento en los dos turnos. “Todas estamos expuestas, nos sentimos inseguras. Venimos a trabajar con todo el amor, pero con esto que pasó ahora venimos con miedo”.

 

Las autoridades del Consejo General de Educación están al tanto de lo sucedido y desde la escuela Esparza esperan una respuesta “lo antes posible”.

 

“Así no se puede trabajar. Uno da todo por los chicos, se los atiende muy bien, pero hay mamás que lamentablemente no ven el apoyo que la escuela les brinda”, indicó finalmente Garcilazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.