LO BALEÓ A UN AMIGO PARA COBRARLE UNA DEUDA DE $ 7.000

Porque un amigo no pudo devolverle los $7.000 que le debía, el acreedor concurrió hasta la casa del mismo a reclamarle el pago de la deuda y, en el transcurso de unos momentos cargados de tensión, terminó por balearlo en una pierna, golpearlo y robarle un equipo de música.

En este sentido, Alejandro Sotelo señaló que “vino un amigo, con el que tenemos una amistad de hace más de 20 años y me pegó un tiro, andaba drogado”, tras lo que explicó que “yo le debo a él una plata y hablé con su padre para decirle que, ahora, andaba mal, que como yo vendo cosas de afuera, me agarró Gendarmería, perdí todo y no tengo para reponer, así que le dije que se quedara tranquilo que yo le iba a pagar, que me esperase”.

Por este motivo, continuó, “como hablé con el padre, él me dijo que sí, que no había problema, lo que menos pensé fue que iba a pasar eso; pero, él vino y me pegó un tiro”.

Mientras tanto, Macarena, su esposa indicó que “él vino y nos dijo que le entreguemos la moto, pero no podemos porque es lo que usamos para trabajar; a él se le debía $ 7.000, y nos había dicho que le paguemos cuando pudiésemos; entonces, él empezó a los tiros, con nosotros acá adentro, con mi nene de dos años y el otro más chico (el mayor, de tres años no estaba), no tuvo respeto por nada, vino decidido”.

Después del incidente, la esposa de Alejandro realizó una denuncia y dijo que “en la policía me dijeron que (el agresor) tenía ocho causas abiertas y, ahora, tengo miedo de lo que puede pasar si mi marido está de viaje. ¿Qué hago yo sola si vuelve?”.

Luego, refirió que “lo primero a lo que atiné cuando empezó a los tiros fue a salir de la casa e ir a la policía – que no vino en seguida-; pero, a Alejandro le pegó un culatazo, lo tiró al suelo, lo agarró a patadas y se llevó un equipo de música”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.