Gualberto “Beto” Garamendy aportó 100 mil pesos a la campaña de Cristina Kirchner

El asesor del gobierno provincial en lo referente a obras públicas, Gualberto “Beto” Garamendy, contribuyó con el frente Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires la suma de 100.000 pesos. Garamendy es suegro del funcionario municipal Max Klaric, Presidente del Encomtur, reconocido por su historial de librar cheques “voladores” y de ser el responsable además del Estacionamiento Medido, sistema que tiene a trabajadores en forma irregular y que realiza pago atrasados todos los meses.

El asesor del gobierno provincial en lo referente a obras públicas, Gualberto “Beto” Garamendy, contribuyó con el frente Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires la suma de 100.000 pesos. Garamendy es suegro del funcionario municipal Max Klaric, Presidente del Encomtur, reconocido por su historial de librar cheque “voladores” y de ser el responsable además del Estacionamiento Medido, sistema que tiene a empleados en forma irregular y que realiza pagos atrasados a los trabajadores todos los meses.

Gran revuelo generó en Concordia y en toda la provincia a través de las redes sociales un recibo que circuló en el que se observa que el empresario Gualberto “Beto” Garamendy aportó una importante suma de dinero para la campaña de Cristina Kirchner en Buenos Aires, publicó el Portal de Ricardo David.

El reconocido empresario y asesor del gobierno entrerriano en temas de obras públicas, íntimo amigo del ministro de Planeamiento, Luis Benedetto, aportó 100.000 pesos para la ex presidenta, según se ve en el recibo que lleva la firma de la responsable en lo económico y financiero del frente Unidad Ciudadana.

Pero el revuelo no solo fue causado por el recibo, sino también porque son conocidas las fuertes críticas que emite contra su ahijado, Enrique Cresto, que a pesar de eso, hizo nombrar a su yerno (Max Klaric) en el municipio de Concordia.

Se comenta que en charlas bien regadas, en un reconocido Bar del centro de Concordia, Garamendy  critica al Intendente Enrique Cresto  porque se niega a atenderlo cada vez que lo llama, pero a pesar de sus fuertes críticas y la pelea con su ahijado, no tiene escrúpulos para hacer nombrar de funcionario a su yerno.

Ahora, el empresario generó revuelo en los mentideros concordienses con su aporte a la campaña de Cristina, y muchos se preguntan si su íntimo amigo, el ministro de Infraestructura, Luis Benedetto habrá colaborado con algunos choripanes, cuyas boletas las eleva para que las pague el Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.