Sorprendente revelación sobre el crimen de la anciana en Ramírez

Desde la División de Investigaciones de la Policía confirmaron cómo murió la mujer de 81 años, asesinada en Ramírez. La Justicia secuestró celulares de tres familiares directos.

Otilia Weber fue encontrada muerta en el interior de su casa de calle Fonseca, en la localidad de General Ramírez, alrededor de las 22 de este viernes último.

El cuerpo de la mujer de 81 años tenía signos de violencia, un fuerte golpe en la cabeza, y manchas de sangre a su alrededor. Ahora se confirmó que la autopsia reveló que la mujer murió a causa de un estrangulamiento.

La causa fue caratulada como Homicidio y las investigaciones están en manos de la fiscal de Diamante, Mariana Darrechón. Por el momento, los investigadores están abocados a recepcionar las declaraciones del entorno familiar de la víctima.

No se sospecha de nadie en particular y, a su vez, todos son sospechosos por el homicidio de la jubilada docente que era dueña de varias propiedades.

¿Qué dicen los celulares?

Las pruebas están centradas en los peritajes de celulares y en chequear datos en los registros de las cámaras de seguridad de las casas vecinas, para corroborar versiones.

El homicidio no tendría que ver con un hecho al voleo, sino con una posible situación que involucraría a alguien cercano a la víctima, de allí es que el círculo familiar de la mujer está siendo monitoreado, en especial un hombre.

En la investigación se secuestraron para ser analizados los celulares de tres familiares directos. La víctima había denunciado tiempo atrás que alguien la tenía atemorizada y extorsionada con una situación muy grave.

Habría sido torturada

De acuerdo a los trascendidos, la mujer habría sido víctima de torturas antes de su muerte. Según dichos de allegados a la familia, a la octogenaria la encontraron en el baño con una bolsa atada a su cabeza, pero antes, la habrían arrastrado por toda la casa.

Aparentemente, el o los autores del hecho buscaban dinero en efectivo que la mujer guardaba en su casa, pero esa fue la primera hipótesis que descartaron los investigadores.

El cuerpo de la octogenaria fue hallado en su casa el viernes por la noche, y el fallecimiento databa de pocas horas. Entre las posibilidades que se manejaron surge la relación con una denuncia efectuada previamente por la víctima, por presunta extorsión.

Desde la Policía, sin embargo, dudan que haya sido ése el móvil del crimen, ya que en el domicilio no faltó ningún elemento ni dinero. El comisario Ángel Ricle, jefe de la División Homicidios, indicó que “no tenemos corroborado que haya faltado nada de la casa. Hoy el Fiscal Dato va a tomar varias entrevistas, por lo que no se descarta ninguna hipótesis”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.