Exigió prisión domiciliaria porque el colchón de la cárcel es muy incómodo

Un interno de la unidad penal de Concepción del Uruguay hizo una presentación a través de su abogado. Argumentó que padece problemas por obesidad y que las condiciones no son dignas y empeoran su salud.

Uno de los seis detenidos por el incendio en la precaria vivienda en el barrio La Tablada, de Concepción del Uruguay, presentó, a través de su abogado, un pedido de prisión domiciliaria que le fue finalmente denegado.

Se trata de Emilio Felipe Cáceres “Ruso” o “Lautaro”, que afronta cargos junto a otros cinco sujetos por el incendio intencional que dejó sin vivienda a un humilde vecino de profesión cartonero.

Lo llamativo del pedido presentado por su abogado defensor, el doctor Nicolás Gazali, es que su cliente no puede dormir en la celda que comparte con los otros detenidos, alegando que no está a alojado en forma digna en el penal, afectando esto su salud, la que ya es delicada dada su problema de obesidad mórbida, a lo que se le sumaría una hernia umbilical.

El acusado del siniestro intentó la morigeración de la medida, señalando que tiene una cama que no es cómoda y no puede dormir.

La fiscal interviniente, doctora Gabriela Seró, se opuso a la medida solicitada por el defensor, pese a las garantías de custodia que este ofreció para la prisión domiciliaria, solicitando en cambio que se le provea de una cama adecuada a su contextura física.

La jueza interviniente, doctora Alejandrina Herrero, finalmente no otorgó la prisión domiciliaria y autorizó a que le provean una cama más cómoda acorde a su físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.