Un Inspector de Tránsito pretendía cobrar $ 1.500 para devolver documentación retenida

La Policía montó un operativo para atrapar con las manos en la masa a un agente de la Central de Tránsito de la Municipalidad de Concordia que había secuestrado documentación indebidamente. Ocurrió en horas de la mañana de este miércoles cuando personal policial detuvo a un inspector que viviría en zona de La Bianca, que pretendía cobrar $ 1.500 por la devolución de documentación que había retenido indebidamente en una intervención en la vía pública.

Todo se inició en las primeras horas del pasado sábado, cuando efectivos de Tránsito interceptan en la zona céntrica a un joven de apellido Pellandino, golpeó con su vehículo el cordón de una vereda. En esas circunstancias, un agente le solicita al infractor su documentación personal y del automóvil que conducía. Luego, le habría ordenado retirarse sin devolverle los documentos.

Al tomar conocimiento de esto, Gabriela Ríos, la madre del joven, contacta a un inspector de Tránsito conocido, con el propósito de reclamar la devolución de la documentación, ese inspector le dijo que “quien tenía los documentos le iba a pedir una moneda”. Este inspector le da el nombre (Carlos F), y teléfono del funcionario que podría haberse quedado con los papeles del joven. Cuando Gabriela se comunica con dicho el funcionario Carlos F, este confirma que tiene los documentos y le exige el pago de $ 1500 pesos para devolverlos.

Ante esta situación la mujer acude a Walter Báez, uno de los responsables de la repartición, quien rápidamente pone al tanto al intendente Cresto de lo que estaba pasando.

Teniendo en cuenta que el agente que tenía los documentos había propuesto a la damnificada lugar y horario de encuentro para concretar la transacción, el jefe comunal de Concordia resolvió con el comisario Den Dauw que se intervenga en el momento preciso en que el deshonesto individuo intentara salirse con las suya y hacerse de un dinero mal habido.

Finalmente en horas de la mañana de este miércoles, personal de la Comisaría 6° lo detuvo, en cercanías del barrio Bianca, sobre Avenida Eva Perón. El hombre detenido tenía en su poder la documentación en cuestión y además las autoridades le secuestraron un teléfono celular.

Gabriela Ríos también entregó su teléfono donde quedaron registrados los mensajes intercambiados con el inspector municipal. El detenido se encuentra actualmente alojado en la Alcaidía policial a la espera de las actuaciones que determine el fiscal Dr. MArtín Scattini.

El inspector de tránsito quedó tras las rejas y deberá responder ante el juez por su deshonrosa actitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.