Dijo el padre de Nahir “Ella era hostigada y golpeada”

Lo afirmó el papá de la joven que confesó haber asesinado a su novio. “No la estoy justificando”, aclaró y explicó: “quiero saber qué pasó”. Consideró que el celular secuestrado “va a ser importantísimo”.

Minutos después de confesar el crimen de su exnovio, Nahir Galarza fue trasladada a la sala de salud mental del hospital “Centenario” de Gualeguaychú en estado de shock, donde todavía permanece internada. “Mi hija no es un monstruo”, afirmó esta mañana su papá, Marcelo, y añadió: “No es nada de lo que se cree”.

“Siempre estuvimos a derecho”, remarcó Galarza, quien trabaja como policía de la ciudad y es además quien la acompañó a entregarse. Los motivos por los que la adolescente de 19 años asesinó de dos disparos el viernes a Fernando Pastorizzo para ellos sigue siendo una incógnita pero no dudó en dirigirse a la familia de la víctima y asegurar: “Ellos perdieron un hijo, nosotros estamos perdiendo una hija”.

Los resultados de las pericias psiquiátricas y de los teléfonos celulares de los dos serán una pieza fundamental para el avance de la investigación pero mientras tanto, el padre de la acusada manifestó que Pastorizzo la hostigaba y que además “hay testimonios de que la golpeaba”. En ese sentido remarcó una oportunidad en que tuvo que llevarla a un médico porque “tenía la entrepierna en carne viva y la espalda golpeada”.

“Lo que sí conozco es que lamentablemente hoy o ayer o antes de ayer estuvimos interiorizándonos de que un día fue a rendir un examen a la Universidad y 15 minutos antes tuvo 100 llamadas telefónicas”, relató y ahí fue cuando lanzó una frase acusatoria hacia el joven asesinado: “era completamente hostigada y hay testimonios de que hasta la golpeaba”.

Señaló que Nahir nunca reconoció a Fernando como su novio aunque salían desde los 15 años. “Yo le dije que es necesario que él venga, yo no quiero estas cosas a escondidas. Que él venga acá. El chico ni siquiera hablaba con nosotros. No hablaba”, reiteró y agregó que “yo le decía: traelo que cene, que comparta cosas con nosotros, pero no quería. O sea, nunca pudo expresarse libremente para que yo te pueda decir que lo conocí bien a él”.

“Queremos saber qué pasó”

“No la estoy justificando para nada. No estoy tratando de decir que un hecho justifica al otro. Simplemente vos querés saber qué pasó y yo también quiero saber qué pasó”, explicó.

“¿Y qué hay detrás de todo esto? Creo que el teléfono que se secuestró va a ser importantísimo para que se determine la razón, el por qué. Quizás no se animó a hablar conmigo, quizás ella me protegió más de lo debido. Ella quería que el padre no tuviera un problema”, interpretó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.