JOVEN DENUNCIA AGRESIÓN CONTRA SU PADRE, PERO LA OTRA FAMILIA DESMIENTE

Una joven que se identificó como Estefanía Acuña, denunció ante el periodista Mario Yrigoy, que “Negro Monzón y a sus hermanos, atacaron a mi padre (Jorge Ramón Acuña) el sábado 30 en el barrio Palmeritas, lo atacaron cuando estaba con sus dos nenas menores, lo golpearon entero y yo tengo fotos y vídeos para presentarle al fiscal, y a mi me buscan para matarme”, dijo.

Asimismo, señaló que quienes sindicó como los agresores “desde hace cuatro años que me viven molestando y amenazando de muerte, esto viene porque una de las hermanas de Monzón mandó a otro, con una pistola, para matar a un chico que estaba comiendo un guiso en una esquina, pero los chicos se defendieron y él se fue y regresó y empezó a los tiros, pero salió herido ese hermano y Dios se lo llevó, así que quedó un problema, se ensañaron con toda la familia y le prendieron fuego a la casa de los familiares de mi ex marido, a los que también lastimaron”.

Por esta situación, dijo, “venimos haciendo denuncias porque ellos saben muy bien quién les mató a su hermano, ese chico está detenido; pero, ellos nos siguen buscando a nosotros; a mí, seguramente, porque soy la ex mujer y a mi padre porque me ha apoyado y acompañado siempre a hacer las denuncias y a los Tribunales”.

De acuerdo a Acuña, a su padre lo sacaron de su camioneta y le propinaron un duro castigo, mientras “le decían que era el asesino de su hermano, pero ellos saben bien que él no fue”, concluyó.

 

LA CONTRA DENUNCIA

 

Mientras tanto, dos mujeres, Liliana Zaragoza y Janina Monzón, desmintieron los dichos de Estefanía Acuña y expresaron que realizarían “una contra denuncia porque ella no sabe nada, no vio nada y sale a hablar cualquier cosa y que, además, ella anda con uno de los asesinos de mi hermano (otro está preso) y nos andan amenazando”.

Asimismo, expresaron que “deseo dejar en claro que si nos pasa algo a nosotras, como a cualquiera de los Monzón, es tan culpable el padre, su marido y Pichín Acuña”.

En tanto, otra joven de apellido Monzón, embarazada de siete meses, denunció que “yo andaba en las Palmeritas y este señor me agarró, me pega, me tira y me manda al hospital, por lo que casi perdí mi nena y por lo que todavía sigo en tratamiento. Esto pasó el sábado, nosotros actuamos en defensa propia. Él nos tiene acosados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.