Trabajadores de CODESAL llevan 4 meses sin cobrar sus haberes

El complejo de Termas del Ayuí estaba cerrado con candado y el complejo Termas de Punta Viracho estaban con las piletas totalmente vacías.

Medio centenar de “monotributistas” de la Codesal (Corporación para el Desarrollo de Salto Grande) no cobran sus haberes en lo que va de 2018. La última vez que se les abonó por su labor fue por diciembre de 2017.

“Es verdad, es la realidad, están sin cobrar. Tienen razón, han venido trabajando todos a pesar de que no cobran y no tengo más que palabras de agradecimiento”. Tal la frase que empleó Edgardo Oneto, nuevo presidente de la Codesal (Corporación para el Desarrollo de Salto Grande), para describir la situación que atraviesan, a la par que se mostró confiado en que los esfuerzos por revertirla darán sus frutos la semana próxima.

Todos los que desempeñan tareas en el organismo han debido convertirse en monotributistas y los liga al Estado provincial un contrato por “locación de servicios”. El anterior convenio laboral venció en diciembre de 2017 y recién una semana atrás algunos firmaron uno nuevo. Es decir que atravesaron todo el verano y parte del otoño cumpliendo sus funciones sin cobrar haberes y sin un encuadre legal que les proteja.

Como un efecto dominó, varios empleados no han podido mantener al día el monotributo e ingresos brutos, por lo que están en deuda con la AFIP y ATER.

Oneto asumió el 7 de febrero y se encontró con que los contratos no habían sido renovados, trámite que debió haberse efectuado en diciembre, mes en el que la Codesal quedó acéfala por el alejamiento de su anterior presidente, José Ostrosky, desde entonces Director de la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires.

De inmediato, el contador Oneto puso manos a la obra para poner al día los contratos de la totalidad de los colaboradores. Pero, admitió a ElEntreRíos, chocó con una serie de exigencias administrativas que demoraron el trámite. “Que falta la firma, que falta el informe, que falta…” resumió.

“Los contratos están encaminados. Ya están 23 listos, que es muy probable que cobren el miércoles próximo. Y tal vez a la semana siguiente estén los contratos y pagos de los demás”, se esperanzó Oneto.

El presidente de la Codesal aprovechó para justificar por qué no se utiliza el dinero de la recaudación en los complejos termales para pagar a los contratados. “No se puede. A la recaudación la juntamos, la depositamos al otro día con el controlador fiscal, vemos que no falte nada”.

El miércoles último un grupo de trabajadores cerró con candados los predios termales y dejó de atender al público, un gesto que no tuvo otro propósito que llamar la atención de las autoridades. Pero el arribo de un contingente y la orden superior de abrir las puertas hizo que la medida se diluyera.

Oneto justificó tal petición en la necesidad de acelerar el proceso. “Vayan pidiéndoles la factura para ganar tiempo” es la indicación que recibió desde Paraná.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.