Remitieron a juicio la causa de Bruno Escobar

Agrandar imagen La audiencia, este lunes en Tribunales. Así lo dispuso la jueza de Garantías María del Luján Giorgio, en la sala 3 de los Tribunales de Concordia. Fue en el segundo tramo, que comenzó a las 9:40, de la audiencia de remisión a juicio desarrollada este lunes.

 

Sin embargo, habrá 3 apelaciones efectuadas por la defensa del único imputado, el empresario Guillermo Gustavo Pietrantueno, que previamente deberán resolverse. La más importante fue la que planteó el defensor Pablo Daniel Moyano Ilundain y es que, a su entender, no fue considerada la petición de que se absuelva al acusado y que lo único que se tuvo en cuenta fue la imputación hecha desde Fiscalía.

Fue una extensa audiencia que tuvo su primera parte desde las 8:20 con las partes y sus debidos representantes presentes. Comparecieron ante la jueza María del Luján Giorgio el representante del Ministerio Público Fiscal, el doctor Germán Dri; la querella representada por el doctor Gerónimo De Bueno; y la defensa de los doctores Carlos Medina y Pablo Moyano Ilundain.

Bruno Escobar también asistió, acompañado por sus padres y familiares. Fue la primera vez que concurrió desde que se inició el proceso judicial en 2016. Un momento particular se vivió cuando ingresó con sus padres a la pequeña sala de audiencias y quedó sentado, en su silla de ruedas, a centímetros del único imputado, Guillermo Pietrantueno.

La querella: un pedido, la resolución y la apelación

En la primera parte de la audiencia, a la que asistió El Entre Ríos, la defensa intentó correr a la querella del juicio al que finalmente fue elevada la causa. “Hay que apartar la querella”, dijo y lo hizo argumentando que no tenía un poder especial otorgado por la víctima para estar presente allí.

El fiscal, en tanto, recordó la potestad legal de la víctima de ser escuchada. “Es un derecho constitucional que está, por encima de los formales”, adujo. “El poder especial no está, nos están tomando el pelo. Es un error grave, gravísimo”, consideró uno de los abogados del imputado.

“El poder, más allá de la nomenclatura, está. El texto habla de que puede intervenir en los actos judiciales o extrajudiciales como querella. Más allá de que la nomenclatura, lo formal está en el poder”, explicó la jueza y resolvió que la participación de la querella “es legítima”. Este punto fue apelado por la defensa mostrando su disconformidad con lo resuelto por la doctora Giorgio.

En su exposición, a continuación, Moyano Ilundain volvió a cargar contra la querella. Habló de “falta de cumplimiento de la redacción de la acusación”. Citó lo que dice la normativa al respecto, a lo que el representante del Ministerio Público Fiscal respondió que la querella se ha presentado como adherente al rol acusatorio de la Fiscalía.

Tampoco aquí hubo lugar al planteo de los defensores, ya que la jueza sostuvo que “no hay afectación del derecho de defensa. Todavía hay plazo y no corresponden a la decisión de falta de acción”, argumentó y recibió, nuevamente, la apelación de parte de los representantes de Pietrantueno.

El pedido de elevación del fiscal

Lesiones gravísimas culposas es el delito por el que está imputado Guillermo Pietrantueno, de 40 años, domiciliado en Concordia y “desocupado”, tal como él mismo remarcó cuando la jueza mencionó que su ocupación era “comerciante”.

“La autoría material del hecho está probada como la conducta merecedora de una pena”, afirmó el fiscal Dri. Entre otros puntos, mencionó que la escalera “no tenía medidas de seguridad”. Se refirió a por donde cayó al vacío Bruno Escobar, en la noche del 24 de septiembre de 2016 en el boliche bailable entonces llamado “Costa Cruz”, ubicado en la zona de la costanera de Concordia.

En esa instancia, Moyano se opuso a 5 de las pruebas ofrecidas por Fiscalía. “No expresan qué quieren probar”, resumió a la hora de exponer su rechazo. “Acepto la admisibilidad de esas pruebas y rechazo la oposición por los fundamentos esbozados”, dijo Giorgio.

Los testigos: los que sí y los que fueron desestimados

Antes de que fuera elevada finalmente a juicio la causa, hubo otra intervención de los abogados del acusado. Fue una oposición a los testigos ofrecidos (34 en total), “a excepción de los propuestos por esta defensa. La mayoría de los testigos siquiera prestaron declaración. Estoy en un desconocimiento total. No tengo idea quiénes son, no declararon”, sostuvo.

Pasadas las 10 de este lunes concluyó la audiencia de remisión a juicio. Agrandar imagen

Pasadas las 10 de este lunes concluyó la audiencia de remisión a juicio. Ahí fue cuando la doctora Giorgio decidió hacer un cuarto intermedio, convocando a permanecer en la sala sólo a las partes. Antes, dictó el sobreseimiento de Gabriel Germán Pietrantueno, ya fallecido.

La conclusión de este planteo, respecto a los testigos, llegó alrededor de las 9:45 cuando desde Fiscalía se comunicó la decisión de desistir de una veintena de ellos. Mismo intento hizo el defensor por evitar que, en juicio, declare el joven Bruno Escobar. La jueza no hizo lugar a ese requerimiento.

La tercera apelación

Después fue el momento de analizar otras pruebas ofrecidas por la defensa y hubo mayormente acuerdo entre las partes, a excepción de un CD con dos audios de Whatsapp que finalmente se incorporarán “sin perjuicio de que previamente el fiscal escuche el audio”.

Fue entonces cuando la doctora Giorgio comunicó formalmente su decisión de elevar a juicio la causa; mientras que el doctor Moyano expuso su tercer recurso de apelación. Dijo que sólo fue considerada la proposición de Fiscalía y que no se hizo lugar a la suya: el sobreseimiento de Guillermo Pietrantueno. Pidió “anular esta audiencia, convocar a una nueva y con otro magistrado tratando lo que la defensa tramitó”. (El Entre Ríos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.