PROPIETARIA CIERRA LOCAL EN LA PEATONAL PORQUE LA SITUACIÓN LA LLEVÓ A BAJAR LAS PERCIANAS

Una comerciante dueña de un negocio ubicado en pleno centro de la ciudad de Concordia, en la esquina de Peatonal y Bernardo de Yrigoyen, decidió cerrar sus puertas por la misma situación que atraviesan otros comercios locales. Las bajas ventas y los gastos fijos, sumado a la corrida del dólar, obligo a la propietaria a bajar las persianas pero a buscar alternativas para que sus tres empleadas no se queden sin el sustento.

Adalgisa Jalil, propietaria de Lubalu Kids & Teens, le dijo a cronistas de este medio que “hace dos años y medio que estamos acá en este local y cerramos porque las ventas últimamente cayeron muchísimo, los alquileres son muy altos acá en la peatonal, nosotros pagábamos $26.000, un contrato que lo pudimos renegociar porque el propietario actual es comerciante, porque el alquiler anterior lo pagábamos $45.000”, detalló.

Asimismo aclaró que “nos mudamos porque alquilamos un local más chiquito para que los empleados que son tres, no se queden sin su fuente de trabajo y nos mudamos a calle Urdinarrain, un poco lejos del centro porque es imposible pagar los alquileres actualmente y las ventas han caído muchísimo sumado a los servicios del incremento de la tarifa eléctrica sobre todo, se hace insostenible tener un local en la peatonal. Por los gastos fijo -dijo Jalil- por el aumento de la mercadería siempre tiene un aumento, doy un ejemplo -detalló- el sábado por la tarde después de la corrida bancaria me estaban mandando actualizaciones en los precios, siendo que los sábados nunca jamás se trabaja en Buenos Aires, pero el dólar influyó mucho, la corrida del dólar hizo que se traslade a nuestra mercadería también porque las telas muchas son importadas sobre todo los vestidos de fiesta que son de telas importadas”.

Moviendo la cabeza de un lado al otro, la propietaria reconoció que: “hoy lamentablemente tenemos que cerrar porque es imposible mantener un local acá en el centro, sumado los impuestos provinciales, los impuestos nacionales, más la tasa comercial, actualmente se hace imposible. Acá nosotros tenemos mucha rotación de público -opinó Jalil- pero qué es lo que pasa, a la gente no le alcanza el dinero, no puede comprar porque sale de cobrar y primero va a pagar la luz o a entregar algo porque paga en cuotas la luz, después tiene que comprar la comida, tiene que pagar las tarjetas, entonces aunque la gente tenga voluntad y le gusten las prendas y aunque sean accesibles, es imposible que puedan comprar y esto no da para mas”, rezongó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.