Azcué criticó a Urribarri por “enfermar” la política

En una entrevista con Diario del SUR Digital, el joven dirigente radical y precandidato a Intendente por Cambiemos, Francisco Azcué, habló sobre la política, los buenos y malos ejemplos, el desprestigio de algunos dirigentes y la necesidad de una nueva práctica honesta y participativa en la militancia. “La política se debe usar como instrumento de transformación y cuando digo eso, pienso en los buenos ejemplos como Arturo Illia, Hipólito Yrigoyen; pienso en cómo sanear la política, revalorizarla y darle prestigio, entonces recuerdo a Leandro Alem, Raúl Alfonsín o en Elpidio González, quien fuera vice presidente de Marcelo T. de Alvear y murió pobre vendiendo anilinas en Plaza de Mayo que al rechazar una jubilación de privilegio dijo, -Hay que servir a la Nación con desinterés personal, y después de disfrutar el honor de haber sido Presidente o Vice, no se le puede exigir al Estado que nos mantenga con altos sueldos vitalicios”, rememoró.

En declaraciones a Diario del SUR Digital, Azcué además puso reparos en que “También tenemos que ser conscientes que nuestra política esta desprestigiada y enferma por lo que hicieron muchos políticos, y para sanear hay que establecer las causas de esta patología”, apuntó y agregó, “Entonces cuando pienso en lo peor de la política se me vienen a la cabeza dirigentes de distintos partidos, inclusive radicales, porque dentro de la UCR también tuvimos malos dirigentes que nos desprestigiaron, pero sin dudas uno de los mayores exponentes de la decadencia política es el ex gobernador Urribarri, esos dirigentes que utilizan la política como herramienta de enriquecimiento, que comenzaron con nada, manotearon del Estado y hoy son multimillonarios, pero además fueron enquistándose en el poder, fueron enfermando la política con vicios como la dedocracia, la demagogia, la mentira y la corrupción”, asestó.

“Como si esto fuera poco, nos fuimos acostumbrando como sociedad a ser sumisos, expectantes, mansos. Claro; es más fácil no meterse, no involucrarse, entonces nos fuimos volviendo casi cómplices de estos personajes nefastos que nos saquearon, que se quedaron no solo con dinero, sino también con la dignidad a la gente. Les enseñaron a varias generaciones que el Estado debía asistirlos y utilizaron los recursos del Estado para asistir y no como palanca para  que se desarrollen, para tener de rehenes a las personas haciéndoles creer que ellos estaban con el pueblo, cuando en realidad están contra el pueblo. Esto no es ni más ni menos que el peor de los populismos, el que hace un culto de la pobreza, el que exprime a los que trabajan y producen para asistir y fomentar la involución y el subdesarrollo que los lleven a ganar elecciones a cambio de migajas para sus seguidores”, criticó.

Según Azcué, “Para comenzar a cambiar tenemos que tener memoria, no olvidar de dónde viene cada uno. Porque puede pasar que muchos de estos personajes intenten camuflarse, cambiar de espacio, los que ayer estaban unidos y compartían espacios, hoy se separan e intentan mostrarse alejados de los Kirchner y los Urribarri, uno de esos casos es Sergio Massa y en esta ciudad es Ángel Giano, un barrilete político que va deambulando y ocupando cargos hace como 20 años, hace poco con Urribarri, cuando firmaba solicitadas diciendo que el ex gobernador es un tipo honesto  y hoy se muestra en los medios de comunicación distante y hablando de internas, cuándo él se bajó de su candidatura dos veces por orden de su patrón, olvidándose que también es parte de la política destructiva”.

Por último Azcué remarcó que ya “Es hora que despertemos, que comencemos a expresarnos, a denunciar, a quejarnos, pero sobretodo a participar e involucrarnos. Concordia va a cambiar cuando la gente honesta y comprometida ocupe los espacios de construcción y política. Acá tenemos ejemplos de familias que se van enquistando y acomodando en el poder, no por su capacidad sino por amistades y vínculos políticos.   A todos ellos les diría que es muy triste perder la vergüenza, ya lo dijo José Hernández en el libro Martín Fierro: -Muchas cosas pierde el hombre que a veces las vuelve a hallar, pero les debo enseñar y es bueno que lo recuerden, si la vergüenza se pierde, jamás se vuelve a encontrar-“, finalizó el joven radical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.