Lejos de anunciar que van a trabajar más o que van a terminar con los cortes de rutas y calles, los “parásitos” de la CGT anunciaron un paro nacional para el 25 de junio

Lejos, muy lejos de empezar a actuar como gente civilizada y con comportamientos que demanda este nuevo siglo, los parásitos de la Confederación General de los Trabajadores confirmó un paro nacional para el 25 de junio. La protesta se llevará a cabo luego de que no hubo consenso con el Gobierno en la exención de Ganancias del medio aguinaldo y el pacto antidespidos.

En una conferencia de prensa, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña anunciaron que no va a haber movilizaciones durante ese día y especificaron las razones del paro.

LA GENTE ESTA CANSADA DE ESTOS PARÁSITOS

Hoy la gente está harta de estas lacras de la sociedad que fomenta la haraganería, hay un cansancio en la sociedad respecto a los métodos elegidos para protestar. Estas lacras ya no engañan a nadie, quieren hacer creer que este país tiene que ser gobernado por el peronismo y que nadie más lo puede hacer. Nada más lejos de la realidad que esa falacia. Según la opinión pública, “todo lo que toca el peronismo lo destruye”, y cuando es oposición “recorren el país con bidones de nafta prendiendo fuego todo a su paso para tumbar al gobierno de turno”. No les importa si “al quemar todo matan gente inocente”, eso es lo que opina, hoy por hoy, la mayoría de los argentinos. Hay gente que no oculta su manifiestan su angustia y malestar, hay un cansancio en la sociedad respecto a los métodos y a las herramientas que se utilizan en la discusión por sus reclamos desproporcionados y que no corresponde a lo que hoy demanda el nuevo siglo.

La sociedad no quiere marchas ni paros, quiere seguir trabajando, progresar, ver cómo mejorar su situación y necesita que a este gobierno le vaya bien para que le vaya bien a la Argentina. Aunque hoy por hoy el presidente Mauricio Macri no goce de un alto porcentaje de imagen positiva, la sociedad quiere y desea un país civilizado donde cada ciudadano se pueda movilizar y desplazar por las calle, autopistas y rutas con total normalidad, lejos de tener que bancarse a las lacras sindicales que están todos millonarios a costa del esfuerzo de los trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.