Aunque los «caranchos» se oponen, buscan bajar la imputabilidad a 15 años

Buscan bajar la edad de imputabilidad a 15 años y planea que el proyecto de ley sea debatido en febrero en el Congreso, durante las sesiones extraordinarias. El proyecto sobre el nuevo Régimen Penal Juvenil tendrá una modificación: bajará de 16 a 15 años para los delitos más graves, en vez de a 14, como pedía el sector más duro. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, era una de las que estaba a favor de que la edad de imputabilidad bajara a 14 años. Luego de una reunión con el ministro de Justicia, Germán Garavano, habría manifestado su conformidad con que la edad quede en 15, para que de esa manera finalmente se apruebe y reemplace la Ley 22.278, que data de 1980.

Aunque claro está que siempre aparecen los “CARANCHOS” que por conveniencia política o vaya a saber por qué, aún sabiendo que la medida es buena, se oponen con argumentos basura. El colectivo de especialistas y organizaciones sociales, políticas, culturales, sindicales y de derechos humanos reunidos bajo la consigna “Red Argentina No Baja” rechazó el nuevo intento de Cambiemos e insistió en la “necesidad de crear un Régimen Penal Juvenil basado en los derechos humanos”.

Pero el proyecto del nuevo Régimen Penal Juvenil es necesario en la sociedad desordenada, violenta y hasta criminal (porque matan por un par de ojotas), que proponen los menores hoy contempla un sistema de escalas que varía según la edad. A los 15, los chicos serán imputables sólo por delitos considerados graves: homicidio, violación, lesiones gravísimas, secuestro extorsivo y robo con armas de fuego. En cuanto a los mayores de 16 y los menores de 18, serán imputables siempre que no se trate de un delito cuya pena máxima de prisión es igual o menor a tres años; y podrán ir a la cárcel cuando cometieran un hecho reprimido en el Código Penal con una pena máxima igual o mayor a diez años.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: