Balearon a un turista sueco y debieron amputarle la pierna

En el país donde todavía quedan resabios de la justicia Zaffaroni, donde los delincuentes pueden disparar y matar cuando quieren, quisieron robarle el celular pero la víctima se resistió y simplemente por eso lo balearon, afortunadamente no lo mataron.

Un turista sueco fue baleado frente a su novia durante un asalto en el barrio porteño de Monserrat y, a raíz de las graves heridas sufridas, debieron amputarle una de sus piernas, indicaron este jueves fuentes policiales.

El hecho que trascendió hoy ocurrió en la noche del domingo último, alrededor de las 22, en el cruce de Tacuarí y Venezuela, a una cuadra de avenida 9 de Julio.

Fuentes policiales informaron que la víctima, identificada como Christoffer Peter, de 36 años, iba junto a su novia, una periodista llamada María, cuando fue sorprendido por un delincuente armado que se movilizaba en un auto.

El asaltante lo amenazó para robarle el teléfono celular pero el hombre se resistió, tras lo cual recibió un disparo en la rodilla derecha y cayó al piso herido.

Según las fuentes, efectivos policiales fueron alertados a través del 911 y al llegar al lugar llamaron a una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (Same).

El hombre fue trasladado de urgencia al hospital Argerich, donde fue atendido por el personal médico, que le tuvo que amputar la pierna por la lesión sufrida y hoy continuaba internado.

La novia del hombre baleado dijo que el asalto sucedió cuando estaban «a dos cuadras del hotel y un hombre intentó agarrar el teléfono que Christoffer tenía en la mano porque estaba mirando el mapa para ver a dónde ir».

El delincuente «sacó una pistola, se la apuntó a la cara, (Peter) se la empujó y salió un disparo a la pierna, parecía que estaba drogado, era evidente que nunca había tenido un arma en sus manos, se asustó, se fue corriendo y se metió en un auto», añadió María, quien aseguró que el agresor tendría unos 22 años.

Relató que había dos chicos en bicicleta, uno de los cuales «se quitó la campera» para que pudieran apretar la herida de su novio con un torniquete y destacó que «todos salieron de su casa» para ayudarlos.

«Aún se encuentra bajo sedación, han pasado veinticuatro horas, tenemos que esperar otras veinticuatro para saber si está fuera de riesgo de infecciones después de la amputación», expresó.

La mujer dijo que sabían que había «riesgo de que le apuntaran la pierna» ya que cuando llegaron al hospital «hubo una operación de seis horas y media e intentaron hacerle un bypass con la vena de la otra pierna, pero no funcionó, tuvieron que hacerle uno artificial y luego lo operaron de nuevo para arreglar ese bypass».

«Dijeron que si la sangre empezaba a fluir bien esta noche hay buenas esperanzas, los cirujanos eran positivos», resaltó María, tras lo cual agregó: «Está bien, tiene una buena pinta, buen humor, es una persona muy optimista y positiva a pesar de lo que ha pasado».

María, pareja de Christoffer desde hace seis años, dijo que estaban de vacaciones en el país porque él cumplió años el 24 de diciembre y pasaron Navidad acá luego de ir a Bariloche y a Colonia, en Uruguay.

Por su parte, Daniel Minbielle, defensor del turista de la Ciudad de Buenos Aires, dijo que la novia de Peter estaba «shockeada por la situación» y que a ambos les brindaron atención psicológica.

«Hoy llegaron los padres a la mañana, están bastante convulsionados por el episodio, ahora lo visitaron en terapia pero están tranquilos porque su estado está mejorando», afirmó.

Minbielle añadió que el cirujano le explicó al turista que «si no se realizaba la amputación corría riesgo su vida».

En tanto, la Policía encontró en la vereda donde ocurrió el asalto una vaina servida calibre 9 milímetros y continuaba la investigación para detener al delincuente, añadieron los voceros.

El hecho es investigado por el fiscal Edgargo Orfila, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 60.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: