Casos y estadísticas de los delitos por abuso sexual infantil en Concordia

Sobre la realidad judicial, El Dr. Eduardo Javier Garay, destacó que “junto al Dr. José Legarreta somos integrantes del Ministerio Pupilar de Concordia, tenemos la función de proteger a los menores en situación de abuso sexual, esto es así por la aplicación de un protocolo que viene del año 2010 y que ha cambiado exponencialmente la situación del abuso sexual en todo el distrito de Concordia en el cual se incluye a Chajarí, Federación, Federal”.

“Como dato ilustrativo -recordó- en el año 2009 antes de la aplicación del protocolo, y antes también del sistema acusatorio, hubo en Concordia 50 condenas en las cuales 5 eran por abuso sexual y el resto implicaba otros delitos”.

El abogado pupilar dijo que “nosotros hemos evaluado todos los años y en el año 2016 sacamos una estadística donde había más de 35 condenas por abuso sexual en perjuicio de menores. O sea el cambio que fueron entre 7 y 8 años, cambió casi un 700%”, dijo y detalló: “en el 90% de los casos son en perjuicio de mujeres con una edad promedio son entre 8 y 12 años, y el abusador, en contra de la fantasía que tiene la gente de que aparece el sátiro, generalmente son personas conocidas, muchas veces son cercanas. Muchos casos de padres, muchos casos de padrastros, y en su mayoría es en perjuicio de mujeres y en la mayoría de los casos son hombre pero hay casos mínimos de abusadoras mujeres”.

Consultado por las condenas en lo que va del año, el pupilar respondió que “vosotros evaluamos en el mes de septiembre, había más de 24 con sentencia firme por abuso sexual, nosotros calculamos que este año va a haber unas 40 condenas”.

En cuanto a las denuncias, Garay dijo: “el protocolo fue juntar fuerzas entre los distintos organismos del Estado, donde Salud, Educación, Policía, donde detectaban un caso de abuso sexual lo anoticiaban a un estado de sospecha al ministerio pupilar, y nosotros hacíamos la denuncia, qué es lo que llevó a esto, que muchas veces maestros, enfermeros, policías detectaban una situación de abuso sexual y no lo denunciaban personalmente, el protocolo permitió eso, anoticiar al ministerio pupilar y frente a esa situación se hace una denuncia formal ante el fiscal. La finalidad del ministerio pupilar, es la protección de los menores y que la declaración sea a través de cámara gésell”.

Finalmente Garay expresó: “se establecen medidas de protección como exclusión en el caso de que la menor conviva con el abusador, de protegerla a la menor mientras o después de declarar, si la declaración es contundente, la revisación médica, la aplicación del kit que realiza salud cuando el abuso sexual es inmediato. Nosotros vemos que detrás de 40 condenas que hay en año, nosotros vemos las víctimas y si bien nosotros trabajamos con el consejo del menor en forma coordinada, ellos nos brindan un sistema de salud, un sistema de ayuda económica permanente, entonces la idea es:  que se haga una norma provincial que le garantice por sentencia firme, a la menor (víctima abusada),  se le garantice la escolaridad, la salud, el tratamiento y el sustento, esa es la finalidad a lo que hay que llegar. Se ha avanzado en la protección de la víctima pero se tiene que seguir”.

Nos ocupamos de los casos ASI, Abuso Sexual Infantil

Por su parte, el otro integrante del Ministerio Pupilar, el Dr. José Luis Legarreta, defensor penal auxiliar, le dijo a cronistas de El Sol que “bueno nosotros nos ocupamos de los casos ASI, Abuso Sexual Infantil, el ministerio pupilar se construye como un espacio autónomo dentro del poder judicial el desarrollo de esa autonomía se ha convertido para que los sectores vulnerables en este caso las víctimas de abuso sexual infantil como una garantía de acceso a la justicia”.

Legarreta explicó que: “esa especificidad de tener un defensor de niño o niña adolescentes víctimas de abuso sexual infantil, se constituyó en una garantía de acceso a la justicia de ese sector más expuesto, porque dentro de la sociedad hay distintos sectores vulnerables, el sector vulnerable de la niñez, y más cuando son víctimas de abuso sexual infantil, es algo que se ha abordado para poder construir herramientas contra  ese delito en la sociedad”.

“Hoy tenemos muchísimos casos de suma gravedad por la corrupción de la infancia que hay -advirtió- en este sentido tratamos de hacer un trabajo de análisis con perspectiva histórica porque estamos observando que muchas de las víctimas que se presentan en la defensoría, antes pululaban por distintas dependencias del Estado contando lo que les había pasado y eso generaba una revictimización”.

Finalmente el defensor pupilar afirmó que “muchas de la veces las madres de las víctimas han sido víctimas y entonces algunos hablan de transferencia generacional, esto para la psicología tal vez no es nuevo pero si para el derecho. En lo que nosotros estamos queriendo trabajar es que los hijos de los que hoy son víctimas, dentro de 10 ó 20 años no sean víctimas porque la madre de la víctima de hoy no tuvo herramientas de Estado ni ministerio pupilar ni un defensor de menores, ni un dispositivo de cámara gésell, ni tampoco se ha hecho tan público porque era un tema tabú, creo que la educación sexual integral ha sido importante”. (El SOL)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: