Cientos de ovejas aparecieron muertas en un campo

La explicación apunta que los animales tras ser esquilados, fueron sometidos a un brusco cambio de temperatura, acompañado de lluvias fuertes y persistentes.

Una mortandad de ovejas se produjo en un campo de la localidad de Curuzú Cuatiá, en la provincia de Corrientes, producto de maniobras a destiempo de esquila de los animales.

La inadaptación al clima tras esta práctica, les produce el colapso y la muerte, al igual que el efecto invernadero en las personas.

Tras la esquila, los animales fueron sometidos a un brusco cambio de temperatura, acompañado de lluvias fuertes y persistentes, lo que hizo que sus cuerpos colapsaran.

Las bajas temperaturas, la lluvia y el viento, son un cóctel fatal para los ovinos recién esquilados, en especial en estado de post parto, y un golpe duro para los productores.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: