Dia a Dia Digit@l

Periodismo Independiente desde Concordia Entre Ríos

locales

COMENZÓ EL JUICIO POR EL HOMICIDIO DE FABIÁN MIÑO CON TRES IMPUTADOS EN EL BANQUILLO, EL PADRE Y SUS DOS HIJOS

Ayer comenzó en la Sala N°1 de la Cámara Penal de nuestra ciudad, con el tribunal compuesto por Ives Bastián, Juan Pablo Grarrera Allende, y María del Lujan Giorgio, el juicio por el homicidio de Fabián Ricardo Miño de 43 años, por esta causa, un empleado municipal que se desempeñaba en la mesa de entradas de la Secretaria de Salud del municipio y sus dos hijos están imputados por el asesinato, hecho que ocurrió en la madrugada del domingo 3 de febrero en calle Balcarce y La Pampa.

Vale recordar que los atacantes iniciaron una cacería humana persiguiendo a Miño y a su hijo, quienes corrieron pidiendo auxilio en la casa de un familiar ubicada en la esquina del hecho, pero Ricardo no pudo saltar la cerca y fue alcanzado por los atacantes (Clemente Franco, que es el padre, y sus dos hijos: Clemente y su hermano) que según los testigos, iniciaron una cacería humana persiguiendo a su víctima que presentaba una profunda herida punzante en el pecho y luego la policía secuestró un cuchillo de aprox. 30 cm. de largo.

En este sentido, Ricardo, hermano de la víctima, le dijo a cronistas de este medio que “nosotros lo que esperamos es que su señoría haga un buen trabajo porque nosotros aportamos mucho a la causa y esperemos que la defensa de los Franco no quieran voltear las pruebas muy importantes que tiene tanto la fiscalía como así también nuestro abogado querellante”.

En ese mismo sentido, Ricardo recordó que “esa noche yo estaba durmiendo y recibí un llamado telefónico que me decía que mi hermano ya estaba tirado sin vida debajo de un árbol, me hice presente y vi todo lo que había sucedido”.

Pedimos una pena de 8 a 25 años de cárcel

“A lo que se atiene la querella es al artículo 79, es que estamos pidiendo una pena que va desde los 8 hasta los 25 años de cárcel, es el tercer tercio, de 16 para arriba”, dijo Carlos Medina, abogado querellante de la familia Miño, además el letrado se refirió a que hay tres imputados, está Franco padre y sus dos hijo, en este sentido aclaró “los tres imputados están en grado de autoría y participación necesaria, que es equiparable a la autoría”, detalló y sostuvo que “nosotros pedimos la misma pena para los tres, para el padre y para sus dos hijos porque el artículo 45 equipara el autor y el partícipe porque sin el cual el hecho no se hubiera cometido, por eso es la misma pena”, aclaró.

Por último el abogado querellante se refirió a la pena abreviada solicitada por la defensa (Rafael Briceño) de los imputados, “la defensor de los imputados lo había solicitado, lo expuso acá antes de que comience el juicio, o sea solicitó un abreviado de 9 años y 6 meces para uno, y de 5 años y 4 meses para el otro y la libertad de Clemente padre pero la parte que yo represento no estaba de acuerdo y este es el motivo por el cual estamos en debate”.     

EL HECHO

El violento hecho de sangre ocurrió en la madrugada del 3 de febrero de este año cuando personal de Comisaría Segunda tomaron conocimiento a través de llamados telefónicos que en calle Balcarce y La Pampa se hallaba una persona sin vida.

En el lugar encontraron a un hombre tirado en la vereda norte de calle Balcarce, esquina La Pampa, en posición cubito ventral con una herida punzante en el pecho. Allí se hallaban familiares del mismo, quienes aportaron el nombre de la víctima, siendo Ricardo Miño, de 43 años.

Según se pudo saber a través de testigos del hecho, la víctima, en compañía de su hijo de 23 años, llegaron corriendo a ese lugar ya que en un automóvil Renault 11 de color gris los perseguían un grupo de individuos.

Los atacantes se bajaron del automóvil y uno lesionó a Miño, para luego retirarse a toda velocidad, mientras que su hijo de 23 años logró huir sin ser lesionado. Los supuestos autores del ataque, padre hermanos entre sí, fueron identificados y serían hijos de un trabajador municipal.

Los vecino le habían manifestado a este medio que “el padre y sus dos hijo que andaban en Renault, iniciaron una cacería humana persiguiendo a Miño y a su hijo, ellos corrieron pidiendo auxilio en la casa de un familiar ubicada en la esquina de Balcarce y La Pampa, pero Ricardo no pudo saltar la cerca y fue alcanzado por su atacante que lo acuchilló”, habían afirmado los vecinos.

En el lugar del hecho había intervenido el Dr. Germán Dri, quien en ese momento era fiscal en turno conjuntamente con personal de la División Criminalística de la Jefatura Departamental de Policía y, además, se procedió al secuestro de un cuchillo de cocina con mango de madera de 11 cms de hoja.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: