¡CUIDADO CON LOS HUMANOS!

Asistimos acongojados a la muerte de un bebé prematuro de cinco meses en una práctica de aborto que no habría seguido los terribles procedimientos médicos que establecen que para extraerlo del seno materno primero hay que matarlo y luego sacarlo para que nazca ya sin vida.

Para que fuera condenado a la muerte, no se siguió ningún proceso judicial y la intervención de una jueza de Familia fue solo para evitar que la cuestión entrara al conocimiento de la justicia y se demorara la ejecución del inocente que vendría a este mundo con la carga de que su madre nena -13 años- habría sido violada.

El neonato fue condenado a muerte, sin un juez que lo sentencie porque en la Argentina está prohibida esa pena y ni siquiera el más abyecto de los asesinos puede ser ejecutado pero se ha dado vía libre para matar a un inocente a través de un procedimiento anticonstitucional que tendería a proteger a la madre, antes que a la criatura  por nacer.

El bebe no tuvo la suerte de tener a un defensor de menores que tratara de llegar a una solución salomónica como sería la de extender dos meses más el embarazo y con todas las posibilidades de sobrevida practicar el parto para dar el niño en adopción.

Se ordenó la ejecución y una médica tuvo que hacer de verdugo para interrumpir esa vida pero algo no salió como estaba previsto y el neonato se resistió a la muerte, se ha dicho y no hemos podido comprobarlo, que estuvo varias horas tirado en una chata de acero inoxidable en la sala de maternidad del Hospital Masvernat, resistiendo a la muerte, sin que nadie se anime a darle el “tiro de gracia” con el que se asegura a los condenados a muerte poner fin a la vida para que no sufra. Tampoco se lo habría atendido como un bebe prematuro porque la operación se había previsto para hacer un aborto y las posibilidades de que el neonato sobreviviera eran escasas y con seguridad habría tenido consecuencias en el futuro.

La vida es el  don más preciado que tenemos y nos aferramos a ella porque sabemos que es luz y la muerte oscuridad. Sin tener en cuenta ninguna religión sino  la simple naturaleza de los humanos, hay en la resistencia del bebe condenado a morir un mensaje que cada cual tratará de interpretar a su  manera.

Creemos que nos ha demostrado que bajo hemos caído en nuestra condición “humana”, y de hombres pensantes –que nos diferencia de los animales- no sería una virtud, en este caso, sino un defecto,  no hay animales que asesinen a sus hijos, si están en condiciones de alimentarlos.

Los profesionales de la salud: enfermeras y médicos han expresado su objeción de conciencia para efectuar este tipo de prácticas pero esto será para el futuro, no estaban en total conocimiento del protocolo “ILE” y las autoridades de salud pública en lugar de defender a sus profesionales que son escasos,  mal pagos y están para salvar vidas no para actuar como verdugos los amenazan con sumarios administrativos, lo que se dice el mundo al revés.

Este protocolo no puede seguir vigente en Entre Ríos y debe ser inmediatamente desacreditado no es de manera alguna un “adelanto”  otorgar carta blanca para matar a inocentes creaturas y el Senado de la Nación no convalidó la sanción del aborto no punible aprobado por diputados por lo cual no puede tenerse por ley de la Nación a un controvertido pronunciamiento de la Corte Suprema.

Los diputados y senadores entrerrianos muy ocupados con la causa del CONTRATOGATE no parecen interesados en hacer una ley de prohibición de lo que naturalmente está indicado por el sentido común, tal vez la consideran innecesaria, aunque podrían propiciar la derogación inmediata y sin demora del Protocolo ILE, para evitar nuevos desaciertos y muertes sin esperar que se produzca otro hecho de notoria injusticia, que podría estar sucediendo hoy o  mañana mismo y sin que nos enteremos porque se ha dictado un cerco informativo para que nadie se exprese con libertad y basado en una erróneo y medioeval  censura y  en que la involucrada es menor. Nadie ha revelado el nombre de la nena madre, se ha preservado su derecho al anonimato pero el hecho no está amparado por ningún secreto, hay que debatirlo y llegar a una conclusión que ya adelantamos en el título.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.