DEMOCRACIA GENEROSA: D’Elía insultó a Macri porque echaron a su hijo de la ANSES y advirtió sobre tomas

El piquetero le dijo “basura” y «sorete» al Presidente. Facundo D’Elía fue despedido por no tener secundario completo y denunció persecución. 14

La polémica por el despido del Facundo D’Elía, hijo del piquetero Luis D’Elía, que fue separado de ANSES en Tierra del Fuego por no haber terminado nunca el secundario, continúa. El dirigente kirchnerista advirtió que habrá tomas en todas las oficinas de atención al público, insultó al presidente Mauricio Macri por “perseguir” a su “pibe” y el personal de Tolhuin -donde D’Elía Jr. era jefe- se declaró en asamblea permanente.

La ANSES echó al hijo de D’Elía porque luego de ocho años en el organismo jamás presentó su título secundario. Él rompió el silencio hoy. “Me echan porque soy el hijo de Luis D’Elía”, dijo a radio Del Plata, donde admitió que nunca terminó el colegio.

Al mismo tiempo, dio una insólita explicación al respecto: “No es un requisito para ingresar, la ANSES nunca me pidió esa documentación, jamás fui notificado en forma fehaciente para presentar esa documentación y terminar mis estudios, considero que es un atropello político y una barrabasada jurídica con atropello de derechos”.

Según la resolución 538, que decretó el despido con “justa causa” de D’Elía de ANSES, “no hay aportado título secundario completo a su ingreso ni acreditó haber finalizado sus estudios a la fecha de emisión de la presente”.

“Surge de una certificación de estudios aportada por el agente que adeudaba materias de primer y segundo años (concluido en diciembre de 2006) y tercer año completo del ciclo Polimodal que se rigen en materia de estudios en la Provincia de Buenos Aires y el mismo fue extendido el 14 de octubre de 2010. Es decir que, al cabo de dos años y siete meses de haber ingresado al Organismo, no había concluido sus estudios secundarios”, agrega el documento.

“Ha quedado debidamente acreditado que gestionaron su incorporación a ANSES a sabiendas que no cumplían con los requisitos legales para sus respectivos ingresos, pues no se verificaba a su respecto el recaudo de contar, al menos, con título secundario completo”, afirma ANSES, citando el artículo 29 del Convenio Colectivo de Trabajo N305/98 que D’Elía infringió, al no completar el secundario en los años que lleva trabajando allí.

Luis D’Elía, padre de Facundo, acusó al Gobierno por el despido y amenazó con una protesta provincial. “Los gremios van a tomar todos los ANSES de la isla”, le dijo al sitio Perfil.com.

Hoy, en su programa de radio Rebelde, fue más allá y hasta insultó a Macri: “Es una persecución política, de 3.000 empleados sin título secundario y al único que se despidió fue a mi hijo con una excusa berreta”, lanzó.

“Nos vienen a hablar de ladrones porque hay un pibe que no tiene título secundario en Tolhuin, a 3200 kilómetros de Buenos Aires, mi hijo paga 10 mil pesos de gas por mes, cuando tiene que venir a ver a los padres solo puede venir en avión, porque no dicen la verdad: que todos los que trabajan debajo de Comodoro Rivadavia, todos, cobran asignación por zona diferenciada [es desfavorable], altísima, maestros, judiciales, AFIP, 80, 100 y 120 por ciento”, se enojó.

“Macri sos un cobarde, basura te la agarras con mis pibes”, siguió. “Pedazo de sorete, hacer eso con un hijo, es el clima que quieren recrear, el clima de revancha, ayer le sacaron la jubilación a Cristina, me siento orgulloso ser parte de la misma persecución que tiene una de las mejores presidentas de la historia, que es Cristina, la cucarda nos las va a poner el pueblo”, comparó.

En ANSES niegan cualquier tipo de persecución. Afirman que hay desde 2012 una investigación sobre el ingreso de los D’Elía, que la denuncia no se hizo en este Gobierno y se que siguieron todos los pasos necesarios. “Le tocó a D’Elía como podría haberle tocado a cualquier otro”, dicen.

A pesar de todo ellos, Facundo D’Elía se negó a ser notificado de su despido. “No querer firmar la notificación no significa que no me lo hayan dicho en forma personal”, sostuvo el ex empleado de ANSES, que ayer se resistió a dejar la oficina que supo ocupar durante los últimos años, en la que también trabajaba su novia.

Es más, movilizó a afiliados de ATE que los custodiaron cuando fue notificado. “Como mucho van a durar 3 años, después vamos a volver nosotros”, le dijo uno de los sindicalista al personal del Estado que informó a D’Elía de sus despido.

La amenaza de paralización de la ANSES a nivel provincial, por ahora, está lejos de cumplirse. Según explicaron a Clarín desde el organismo, solo la sede de Tolhuin, con menos de 10 empleados, no atiendió al público. En Río Grande, donde hubo una protesta de 20 personas con bombos, la mitad del personal se plegó a la asamblea y la otra mitad trabajó, mientras que en Ushuaia el acatamiento fue nulo y se prestó servicio normalmente.

Otro punto: la comparación que trazó D’Elía entre Cristina Fernández de Kirchner y su hijo tampoco parecería ser casual. Por estos momentos, una de las preguntas que se hacen en Tierra del Fuego es si, tal como sucedió con la ex presidenta, el hijo del piquetero debería devolver dinero por una parte de los sueldos que cobró durante muchos años como jefe en una situación que, ANSES catalogó en su despido, como irregular.

Deja un comentario