Denunciaron a la directora de una escuela por amenazas y violencia física

María Lila Román de Benítez, docente y vice directora de la escuela secundaria N°4 Damián P. Garat de Villa Adela (Concordia), detalló la denuncia realizada por ella contra la directora del establecimiento, Analía Castro Baignier.

En declaraciones radiales, la integrante del equipo de conducción de la escuela explicó que la situación viene de larga data, pero el límite de todo fue que las agresiones llegaron a nivel físico, atentando contra su humanidad.

Aclarando que la situación la tiene tan dolida como desconcertada, ya que es algo a lo que no estoy acostumbrada”, la docente dijo que “hay una denuncia penal de por medio, tras un acontecimiento no grato, que funcionó como límite. Al parecer, una suerte de broma llevada adelante por alumnas de la institución, motivó una reunión de padres y del equipo directivo. El encuentro terminó de la peor manera, con acusaciones cruzadas, amenazas, insultos y arrebatos.

Fui agredida físicamente, reconoció María Lila. Subrayando además que las agresiones verbales vienen de un tiempo prolongado, por parte de la misma persona denunciada y en el establecimiento.

Además, dijo que por toda esa situación también fue amenazada e insultada por “un varón hacia mí”; es decir, por un padre de una de las alumnas involucradas en el hecho.

La denunciante dijo que piensa seguir con la instancia judicial, aunque también con los pasos administrativos, vía Departamental de Escuelas o Delegación Provincial del Trabajo.

Uno como docente les explica a los chicos todos nuestros derechos y valores, mencionó. Por lo que me vi en la obligación de hacer la denuncia, ya que todo el tiempo “estamos enseñando al otro, lo que debe hacer si es víctima de una situación de este tipo”.

La damnificada habló de hostigamiento, agresiones verbales y – el límite reciente – la violencia laboral, que pasó por lo físico. La denuncia y la exposición policial en la comisaría de Villa Adela, fue por hecho del pasado lunes, agregó.

Incluso mencionó que parte de sus colegas, pertenecientes a esa institución, fueron testigos del hecho referido. A lo mejor no van a querer hablar, pero en mi caso sí estoy dispuesto a tratar de hacer justicia y llegar hasta las últimas consecuencias, aseveró.

María Lila destacó que toda su carga horaria” la desarrolla en esa escuela, desde hace 8 años. Pero ya lleva contabiliza 16 años de ejercicio de la docencia. Es una escuela que elegí porque soy de la zona; y todo esto es muy doloroso, expresó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.