EL MILAGRO DE CLAUDIA, ESTABA EN ESTADO IRREVERSIBLE PERO DESPERTÓ Y HABLÓ

Después de más de una semana del lamentable episodio ocurrido en la localidad de Feliciano, cuando Claudia Valdes fue baleada en la frente por su propio esposo, delante de una de sus hijas de 9 años, y tras haber luchado por su vida en todos estos días y donde los médicos diagnosticaron un cuadro <<irreversible>>, la mujer milagrosamente despertó y está junto a sus familiares esperando el alta médico y poder reencontrarse con sus 5 hijos.

Sobre el estado de salud de Claudia, su hermano, Jorge Valdes, le dijo a cronistas de este medio que “ella está muy bien, habla con nosotros, por lo menos camina, come bien, ya toma mates con nosotros -dijo y recordó- cuando la trajimos a ella estaba muy mal de salud, ella estaba inconsciente y la verdad es que no sabíamos que iba a pasar con mi hermana. Un medio digital puso que mi hermana tenía <<muerte cerebral>>”, recordó Jorge.

Del mismo modo mencionó que “la verdad es que es increíble, no lo podemos creer como se repuso en tan poco tiempo, ella tiene un balazo arriba del ojo izquierdo, sobre la frente, donde empieza el cuero cabelludo”, detalló Jorge, al tiempo que agregó “fue la voluntad y las ganas de vivir de mi hermana lo que hizo que ella se recuperara en poco tiempo” y mencionó además que Claudia tiene 5 hijos pequeños “los nenes preguntan por su madre y la quieren ver, así que entre martes o miércoles le van a dar el alta y nos vamos para Feliciano”, adelantó.

Vale recordar que la joven Claudia Valdes fue atacada por su ex pareja de 52 años que la esperó fuera de su casa y le disparó en la cabeza con un aire comprimido reformado como arma de fuego calibre 22; toda la escena ocurrió delante de la hija de la víctima de 9 años.

La bala pegó en la parte frontal izquierda de su cabeza y fue atendida de urgencia en el hospital de Feliciano, no obstante, se decidió su traslado de inmediato al hospital Masvernat de Concordia.

El agresor fue detenido a unos 200 metros del lugar del hecho con el arma en la mano y, según indicaron desde la fuerza policial, no tenía denuncias previas por parte de la mujer.

El autor del hecho, un hombre de 52 años, cumple 90 días de prisión preventiva en la Unidad Penal Nº1 de Paraná.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: