Empresario gastronómico reconoció que la situación del sector es desesperante y que ya no pueden afrontar los gastos fijos

 

Comerciantes del sector aseguran que esto no da para más y que en cualquier momento en Concordia comenzarán a bajar las persianas con el agravante de que va a quedar gente en la calle.

Foto ilustrativa

Foto ilustrativa

En este sentido, Fabián Cravero, reconocido empresario del rubro gastronómico local, propietario de un restorán y spetto corrido, le dijo a cronistas de EL SOL que “la verdad es que a esto lo veo mal, en realidad no nos están cerrando los números, esta es una época mala, pocas ventas, uno intenta conseguir ventas pero no se puede lograr, se está vendiendo poco y los gastos fijos son muy altos”, reconoció.

“Yo siempre me he desarrollado en un radio céntrico con locaciones y las locaciones están muy altas, los gastos de personal, del consumo de luz, del consumo de gas también sigue siendo muy alto porque es una época bastante complicada para la gastronomía me parece”, lamentó Cravero.

Del mismo modo agregó que “con mi restorán a mi no me cierran los números, la verdad es esa, actualmente estamos conformándonos cambiando la plata y sobreviviendo nada más. La verdad es que yo pasé muchas épocas malas en estos más de 30 años que estoy en el rubro pero como la que estamos pasando ahora en estos últimos años, seguro que no porque nos está costando mucho”, dijo y admitió que: “por ahí yo me levanto pensando si voy a poder sobrevivir un día más o una semana más porque esto está por demás complicado”.

Consultado si estaría evaluando bajar las persianas, respondió que “eso es algo que en estos meses uno empieza a valorar esa posibilidad también porque se acumula mucho estrés en lo personal y complica el día a día por la mala situación que atravesamos en nuestro sector. Yo estoy muy desanimado -reconoció- capaz que algunos colegas no pero yo ya estoy muy desanimado, no es lo mismo que vivimos ahora con lo de años anteriores, uno sale a la calle  desanimado. Esto es lo que yo hice toda mi vida porque ya llevo varias décadas, y además soy grande en edad porque una persona después de los 50 años no da para estar incursionando en otro rubro que no conoce y recuperar en lo económico lo que estamos perdiendo en estos años”.

Por último el empresario gastronómico insistió con que “lo que nos hace sufrir hoy a nosotros es que no hay ventas, no podemos pretender que la gente salga a comer como antes, ahora la gente se cierra en salir a veces un fin de semana solamente porque no gana para sustos, no hay plata y la entendemos a la gente pero con eso nosotros no cubrimos los gastos fijos”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.