ESPECTACULAR DESPISTE EN AVENIDA FRONDIZZI

Un hombre y su pequeña hija de 3 años salieron ilesos de un espectacular derrape que los obligó a salirse del camino, descender por la pendiente unos 7 metros y tras recorrer unos 25 metros en total, el automóvil terminó en un descampado.

Un despiste vehicular se registró en esta mañana de ayer sábado pasadas las 10 de la mañana en la Avenida Frondizi, donde un vehículo de marca Chevrolet, Modelo Celta 3 puertas, dominio JXB, de color rojo, conducido por Esperoni Rodolfo, de 37 años, que iba acompañado por su hija de 3 años, tras rozarse con otro vehículo, derrapa y golpea contra el guardarrail saliéndose del camino y cayendo por la pendiente unos 7 metros para terminar en el descampado de la zona.

De milagro el automóvil no volcó porque, según dijeron las autoridades, el vehículo chocó el guararrail, quedó unos segundo casi detenido pero enseguida comenzó a deslizarse lentamente de frente hasta terminar en el fondo del la banquina, que, en esa zona tiene más de 7 metros.

“Yo iba saliendo por Avenida Frondizi en dirección sur, cuando de pronto veo que el auto rojo que venía detrás mío frena porque yo sentí la frenada, se le va para el carril contrario, volantea para mi lado, me sobrepasa y golpea contra el guardabarro delantero de mi Suran, y ahí enfila derecho para la barranca y se fue para abajo que hasta el lugar donde quedó el auto hay más de 20 metros”, relató ante nuestro medio, Gonzalo, el conductor del otro auto involucrado en el accidente.       En ese mismo sentido el sorprendido automovilista comentó que “yo paré enseguida y fui a ver como estaba el muchacho que manejaba, por suerte el estaba bien y su hija estaba atada a la sillita, yo llamé enseguida a la policía para avisar lo que había pasado”, dijo y agregó: “por suerte el auto no se volcó cuando se fue por la bajada porque la pendiente debe tener más de 7 metros -y detalló que- luego de chocar el guardarrail el auto quedó estático pero después lentamente se fue para abajo y terminó en el descampado” reiteró Gonzalo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: