HAY PREOCUPACIÓN EN EL CENTRO DE COMERCIO Y SERVICIOS DE CONCORDIA POR LA SITUACIÓN ACTUAL

A través de un comunicado el Centro de Comercio y Servicios de Concordia, manifestó su preocupación, que no es más ni menos que un fiel reflejo del estado de ánimo del comerciante local. La situación no es prometedora para nadie puede adelantar un panorama de lo que se viene en lo inmediato.

En este sentido, José Pérsigo, integrante de la comisión directiva de la institución, le dijo a cronistas de este medio que “no se si con el comunicado reflejamos la desesperación del comerciante local, pero si una gran inquietud que pasa por el hecho de que necesitamos que la política en estas instancias que ya se han repetido tantas veces de crisis, ayuden y no se olviden del esfuerzo que hace el pequeño y el mediano comerciante por subsistir” y añadió que “lamentablemente venimos desde hace años en una lucha por ver como mantenemos el comercio local con fuerza, con vigor, que haya una cadena virtuosa y no que vaya todo lo que es el esfuerzo en el caso de nuestra ciudad a comercios de grandes superficies, a cadenas multinacionales que hacen que se vaya todo y nos genere un problema que repercute en la propia fuente laboral”, lamentó.

A párrafo siguiente Pérsigo mencionó que “hoy la verdad es que con todas estas crisis que venimos arrastrando, hay comerciantes que han ido cerrando porque les cuesta mantenerse”, dijo y agregó que “ante otra situación como esta lo que necesitamos es que desde la política haya una demostración de madurez suficiente como para sostener el trabajo local, el trabajo argentino”, sugirió.

Del mismo modo y en referencia al aumento en los precios, el representante de la institución que nuclea a los comerciantes de nuestra ciudad esbozó que “los porcentaje de aumento da lugar muchas veces a estas cosas a un grado de especulación ciertamente, pero si o si, aquí genera un costo de vida mayor , los precios suben porque hay que cubrir el poco stock que tiene el comercio pequeño que prácticamente no puede hacer ningún tipo de reserva de mercadería, que compra lo justo y necesario como para vender, entonces cuando vende a precio y después se encuentra con que compra a un precio mucho mayor, porque muchas veces no hay certeza del precio que va a reponer el producto, entonces ahí aparece como una especulación”, dijo y aclaró “el pequeño comerciante trata de cubrirse como puede en cambio el comerciante grande tiene un stock y tiene otra cobertura”, explicó.

Finalmente Pérsigo admitió que en el tema alquileres para los comerciantes “varían constantemente”, y referenció que “el incremento en los alquileres se da aunque muchas veces no haya este tipo de crisis, se supone que con esto tiende a subir todo pero hay variables -explicó- ahora están hablando del combustible que no suba, pero yo creo que el alquiler debería tener la misma paciencia y no subir como suben todas las cosas”, sugirió.

COMUNICADO DE LA INSTITUCIÓN

“No nos debe ganar la desazón”

Una vez más la economía Argentina, de la mano de la política, cercena la actividad de las pymes, desde su creación, pasando por su conservación y su desarrollo.

Desde hace muchos años que hablamos de la concentración económica y la saturación de mercados, mediante la radicación de grandes superficies y cadenas multinacionales. Un gran mal nunca bien atendido.

Ahora, una secuencia de devaluaciones, malas decisiones políticas, asfixia provocada por el desmesurado incremento del costo de los servicios públicos y la desaparición del comercio interior como uno de los protagonistas centrales de la vida diaria de los argentinos.

Así, inmersos en un contexto de mayor cabida al capital foráneo e indefensión de las pequeñas y medianas empresas locales, venimos de tormenta en tormenta, siendo los resultados cada vez más nefastos.

La informalidad y la ilegalidad han encontrado un caldo de cultivo en la cada vez mayor concentración comercial en las multinacionales y grupos económicos. Frente a ese poder, una pyme se desdibuja rápidamente para desaparecer en el corto plazo.

No puede un resultado electoral hacer perder el timón de un país. Esta situación no habla muy bien que digamos de nuestras conductas en todo sentido, que no han sido lógicas para crecer y desarrollarnos.

Pasar de un extremo a otro parece ser una virtud que nos complace, porque las historias se repiten inexorablemente.

Por supuesto que desde nuestra entidad vemos con mucha preocupación que no sepamos alcanzar la madurez para estar todos en una misma mesa, no comprendernos, creer que el poder es exclusivo y de tal forma solo hacer lo que hacemos con un énfasis individual.

Si dialogar sabemos, ¿por qué no es práctica concretarlo entre todos?

Desde el CCISC esperamos superación, estima y reconocimiento de que las pymes dejen de ser la cenicienta para transformarse en el verdadero motor de la economía.

Comisión Directiva

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: