Posted on: 26 julio, 2020 Posted by: Redacción Comments: 0

Alrededor de las once y media de la mañana del sábado, un solitario delincuente de unos 35 años de edad, que se desplazaba por calle Ramírez en dirección oeste-este a bordo de un automóvil VW BORA, al pasar Ituzaingó, se le quedó el auto. El individuo no tuvo mejor idea que ir a robar un CHEVROLET CORSA que estacionado sobre calle Ramírez, frente a un autoservicio que hay en la zona. Con una tijera violentó la cerradura del lado del conductor y, aprovechándose de que el vehículo no tenía alarma, arrancó los cables del tambor de la llave e intentó varias veces darle arranque.

Adela, la dueña del CORSA, quien estaba adentro del autoservicio, escuchó que querían arrancar su auto y salió despavorida a ver qué pasaba. “Yo vi que estaba abierta la puerta de mi auto, pensé, me la habré olvidado abierta. Salí corriendo y vi que en el interior había un hombre encapuchado que intentaba arrancarlo con los cables pelados, era un chisperío”, relató la mujer.

“Yo le gritaba al tipo: qué hace, este es mi auto -dijo Adela- pero el tipo no me respondía nada y seguía tratando de arrancarlo y yo tenía miedo porque tenía una tijera en la mano. En eso vi que venía gente y les pedía a gritos que llamaran a la policía porque me estaban robando el auto. Vi a una pareja  que se bajaba de un auto y les pedí que me ayudaran, ellos forcejearon con el encapuchado para sacarlo pero el tipo gritaba que el auto era de él y a los tirones lo sacaron del auto y salió corriendo por calle Alvear”, relató Adela.

El frustrado ladrón ya había atado una linga en la parte delantera de su auto y pretendía arrancar el CHEVROLET para arrimarlo y llevarse a la cincha él solo el VW BORA. El delincuente, una vez que vio truncada sus intenciones de llevarse con un auto robado el suyo que se le había descompuesto y, ante el forcejeo con la gente que lo quería sacar del vehículo ajeno y ante la insistencia de la dueña que pedía por la policía, optó por bajarse y salir corriendo por calle Alvear en dirección norte, pero su veloz carrera no pudo con el personal de motorizada que con tres ciclomotores lo interceptaron en calle Sargento Cabral casi Alvear. Quedo detenido a disposición de la justicia.   

Deja un comentario