Posted on: 29 mayo, 2020 Posted by: Redacción Comments: 0

Un joven de nuestra ciudad que vive en las inmediaciones de avenida San Lorenzo y avenida Chajarí, denunció públicamente ante nuestro medio que le agredieron el frente de su casa y el auto a pedradas, que le robaron cámaras de seguridad y que exhibiendo un arma de fuego lo amenazaron de muerte.

Sobre el mal momento que le tocó vivir cuando varias personas atacaron el a pedradas su domicilio, el joven Pablo Gioachini, contó ante un equipo de cronistas de nuestro medio que: “el lunes al mediodía, a eso de la una de la tarde, golpearon en la puerta de mi casa y cuando salí había varios tipos, son gente que tienen 5 puestos de ropas en el Mercado de Las Pulgas y negocio frente al mismo. Cuando los atendí, sin abrir el portón de rejas, me preguntaban ¿qué te está pasando con nosotros”, yo les respondí que no tenía ningún problema pero que no me gustaba como sometían a los empleados”, dijo y aclaró que “ellos se enteraron de mi comentario por un tercero y por eso se vinieron a mi casa”, expresó Pablo, lamentando los daños sufridos y exigiendo justicia”.

En ese mismo tono, Gioachini prosiguió su relato contando que: “esta gente hace trabajar y explota a sus empleados 12 horas al día de lunes a lunes, les pagan $500 y encima les descuentan la comida y los gastos y no les queda nada”, rezongó y dijo: “eso mismo fue lo que les dije y en ese momento los tipo explotaron, fue ahí de una cuando comenzaron a violentarme el frente de mi casa y mi auto, me robaron las cámaras de seguridad que estaban afuera, a lo mejor pensando que los discos rígidos están dentro de las cámaras. Me cascotearon con baldosas el auto, me rompieron la mampostería de mi casa y me amenazaron de muerte apuntándome con un arma de fuego. Me dijeron que de noche me iban a venir a buscar y que me iban a matar”, contó temeroso, para luego agregar que: “me contaron los vecinos que un tipo anduvo como dos horas dando vueltas por la esquina de mi casa esa noche”.

Por último, el denunciante recordó: “ya fui a la comisaría Tercera a radicar la denuncia correspondiente. Ellos (los policías) luego la derivaron a la comisaría Décima porque por jurisdicción corresponde ahí. Los policías me trataron muy bien y se están ocupando del tema”, aseguró Gioachini.     

Deja un comentario