Posted on: 4 agosto, 2020 Posted by: Redacción Comments: 0

El fiscal Luis Benítez recibió ayer el informe oficial de la ANSeS con los datos de todos los beneficiarios. Ahora verificará los domicilios y otros requisitos para corroborar si hay extranjeros que están cobrando en forma irregular.

Un total de 3.868 extranjeros, en su gran mayoría paraguayos, nacionalizados argentinos, cobran en nuestra provincia los beneficios de Asignación Universal por Hijo e Ingreso Familiar de Emergencia, reveló a La Mañana el fiscal Luis Benítez, tras dar cuenta del informe oficial remitido por la Administración Nacional de la Seguridad Social, en el marco de una investigación que lleva adelante el funcionario federal ante una denuncia por presuntos cobros irregulares de estas ayudas económicas que otorga el Estado nacional.

El fiscal señaló que respecto a aquellos extranjeros que ya venían cobrando desde hace tiempo, se presume que los mismos estarían percibiendo conforme a la ley, pero dentro del grupo de los 3.868 hay 297 ciudadanos que se inscribieron por primera vez para hacerse beneficiarios del IFE y son estos los que van a ser investigados profundamente a partir de ahora.

La respuesta formal de la ANSeS a un pedido de informes cursado por Benítez la semana pasada, llegó ayer a las oficinas de la Fiscalía de la calle Mitre. Desde ese momento el funcionario puso en marcha una investigación, con la colaboración de personal y peritos especializados de Gendarmería Nacional que ya advirtieron algunas irregularidades en los datos proporcionados por varios beneficiarios.

“Hay cerca de 3.500 extranjeros que están cobrando los dos beneficios porque automáticamente le asignaron el IFE en virtud de que ya venían percibiendo la Asignación Universal. Creemos que esto está en regla, no obstante lo cual también vamos a verificar, pero hay otro grupo que despierta muchas dudas y son precisamente los que se anotaron por primera vez”, insistió.

Indicó que la mayoría son paraguayos, varios de ellos con domicilios declarados que son inexistentes en nuestra provincia, y puso como ejemplo el de un hombre que manifestó vivir en el Circuito Cinco, sin dar mayores precisiones, otro que completó el formulario indicando como lugar de residencia la ruta 11 y pasaje, o como otro solicitante que dijo tener su vivienda en la barrera de Clorinda, sin número. “Son domicilios inconsistentes”, sostuvo el fiscal Benítez, quien señaló que los peritos de Gendarmería Nacional ya están trabajando en este tema.

Contó que también van a estar incluidos en la investigación los 50 ciudadanos paraguayos que fueron expulsados de la provincia durante este período de pandemia por coronavirus, en virtud de que tienen domicilio en el vecino país y es muy probable que hayan venido a Formosa a cobrar algunos de estos beneficios. “Vamos a cotejar esto y si es así, pediremos que le den la baja en forma inmediata”, enfatizó.

El funcionario federal indicó que su investigación va a consistir en verificar la existencia de los domicilios declarados por los casos que presentan alguna irregularidad, también van a cruzar datos con personas que están imputadas en otras causas por los mismos motivos y, para cerrar las pesquisas, se pondrá mucha atención al momento en que vengan a cobrar estos beneficios.

“El sistema es muy vulnerable”, sostuvo Benítez, quien se mostró sorprendido por la facilidad para incorporar los requisitos y la falta de controles del organismo que otorga estas ayudas económicas que están destinadas a ciudadanos argentinos con residencia en nuestro país.

Deja un comentario