Los bochornos del sorprendente fútbol argentino, el Pulga Rodríguez quiso manejar el carrito para sacar a otro jugador

El ídolo de Atlético Tucumán se calentó con Arregui, jugador lesionado de San Martín que demoraba la salida del campo de juego, y agarró el volante del carrito de la asistencia médica para apurar la cuestión. Le sacaron amarilla. 

Restaba un puñado de minutos para el pitazo final y Atlético Tucumán perdía 3-2 el clásico ante San Martín. Andrés Arregui, jugador del Santo, acusó una lesión y el carrito ingresó al campo de juego para retirarlo. Pero claro: un segundo, por más ínfimo que fuera, servía para hacer pasar el tiempo. Y el hombre en cuestión así lo entendió. ¿Qué hizo? Intentó que su salida sea más tardía, buscando que lo retiraran por el centro de la cancha. Ahí apareció en escena el Pulga Rodríguez, quien observó la situación e intervino sin rodeos.

El 7 agarró el volante del pequeño rodado desde uno de los costados e intentó conducirlo para apurar la salida de Arregui, quien desde adentro buscaba evitar que eso sucediera. Rapallini, el árbitro del clásico tucumano, tuvo que intervenir ¡agarrando de la cintura! al ídolo Decano. Y después le mostró la amarilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.