Murió la yegua que había sido rescatada en la zona sur de Concordia

Otra yegua más murió en el refugio de la protectora de animales de Concordia en tan solo 48hs. En este medio dimos cuenta de la muerte de Ana, la yegua que había sido rescatada hace un tiempo atrás cuando tras tirar de un carro preñada, la hicieron parir y a las pocas horas la ataron nuevamente al carro hasta que la yegua se desplomó y fue rescatada por la gente de la protectora de animales y mantenida en el refugio colgada de un arnés para su recuperación pero no soportó y murió.

En las últimas horas hicimos referencia de otro caso de una yegua que preñada y con un avanzado tétano (una enfermedad frecuentemente mortal provocada por una potente neurotoxina), estaba cinchando un carro hasta que sus 4 patas no pudieron soportar el peso del mal trato y de los rebencazos acumulados en su lomo y se desplomó en un charco de agua en Alvear y Chacabuco.

Es lamentable e indignante la indiferencia de los funcionarios y de los concejales que no hacen absolutamente nada para terminar definitivamente con la TAS en Concordia. Se sancionó una absurda ordenanza y posteriormente se pusieron carteles para que los carros no transiten por la zona céntrica pero para nada se contempla el mal trato animal, la ordenanza nada dice sobre la prohibición del uso de TRACCIÓN A SANGRE. Eso jamás porque sacarle el carro sería perder un voto y eso no porque un voto vale más que la vida del castigado animalito y eso está a la vista.

La ordenanza sobre TAS, que está en vigencia desde el 2012, fue ampliada y se le agregaron algunas medidas por decreto para que fueran aplicadas lo antes posible, el primer punto que se agregó es que todos los carreros debían asistir a la veterinaria del corralón municipal donde cada animal sería revisado por un profesional. Luego, dependiendo del estado y condiciones del equino, se les otorgaría un certificado de aprobación que autorizaría, o no,  al carrero a continuar el trabajo. Asimismo, será el veterinario quien les de la fecha en la que deberían regresar a una nueva y periódica revisación. Los carros brillan por su ausencia para la revisación pero pululan por el centro de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.