Pidió ayuda alimentaria pero recibió palos, salió en su favor un empleado municipal y también recibió palos

Ocurrió este martes en la Municipalidad de Concordia. Según la versión de trabajadores municipales, todo comenzó cuando una mujer y su niño con capacidades diferentes fueron al Palacio Municipal a solicitar una ayuda alimentaria. Por razones que se tratan de establecer, la mujer por falta de respuestas, rompió vidrios y comenzó a gritar por lo que desde la Secretaría Privada del Intendente, se llamó a la Policía y allí comenzaron los incidentes.

La tensión vivida este martes en la Municipalidad de Concordia y a escasos metros del despacho del Intendente Enrique Cresto tomó ribetes inesperados, cuando una mujer y su niño con capacidades diferentes fueron al Palacio Municipal a solicitar una ayuda alimentaria. Por razones que se tratan de establecer, la mujer por falta de respuestas, rompió vidrios y comenzó a gritar por lo que desde la Secretaría Privada, Claudia Villalba llamó a la Policía y allí comenzaron los incidentes.

Los uniformados que llegaron (todos masculinos) bajaron por la fuerza a la mujer por las escaleras, lo que hizo generar vituperios por parte de empleados y ciudadanos que se encontraban presentes, también ante la mirada tal vez sin entender de los concejales Amadeo Cresto y Daniel Cedro que también pasaban por el lugar y que posteriormente se presentaron ante el Fiscal Guerrero para denunciar el incidente mayor.

No hay comedido que salga bien

Fue en esos instantes que el hijo del Director de Cultos de la Municipalidad de Concordia de apellido Blanco fue apartado del grupo que les gritaba a los policías, lo redujeron al piso y comenzaron a golpearlo en su cabeza.

Una vez reducido y golpeado, Blanco fue arrastrado hacia la Jefatura. Fue allí que su padre Rafael Blanco, que se desempeña como Director de Cultos, también se dirigió a la Jefatura Departamental de Policía y quedó, según la versión, injustamente detenido junto a su hijo. La mujer también se encuentra privada de su libertad a disposición de la Justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.