Robaron en una céntrica casa de cambio de Concordia

Aprovecharon el fin de semana y se llevaron una importante suma de dinero en efectivo, oro, un arma de fuego y documentación. Nunca ingresaron al local, ya que, a través de un boquete, perforaron la parte trasera de la caja fuerte.

Según pudo saber Diario Río Uruguay, el local afectado fue la casa de cambio ubicada en calle Urquiza casi Buenos Aires; pleno centro de Concordia.

Allí, en la mañana de este lunes, su propietario denunció que se encontró con la novedad, luego de cerrar su negocio a las 21 horas del pasado sábado.

Boqueteros

El damnificado contó al personal policial que desconocidos hicieron un boquete en la pared lateral, donde se encontraba ubicada la caja fuerte. Violentaron la misma y sustrajeron, oro por 3 kilos, aproximadamente; más una importante suma de dinero, un revolver calibre 38, una caja de municiones y documentación.

Además, contó que el local posee cámaras de seguridad y alarma pero que no se activó en el momento del hecho. Se reportó que el negocio comprende una habitación de 3 metros x 3, de atención al público, separado por un vidrio a otra dependencia, de similar tamaño con un baño, donde se sitúa la caja fuerte.

El boquete – de un tamaño aproximado de unos 40 centímetros por 30 – fue hecho detrás de la caja fuerte, es decir que el o los autor/es del hecho nunca ingresaron al local.

Al lado del inmueble en cuestión existe una obra en construcción. Allí se detectó un orificio de 30 centímetro por 30. Supuestamente, fue ese el lugar donde habrían ingresado los malvivientes.

Cámaras

Por las cámaras internas se pudo determinar que a las 17:59 horas de este lunes, se visualizaron chispas por el uso de alguna herramienta. Se prosigue con la investigación y se está relevando material probatorio fílmico, tanto de negocios vecinos, domicilios particulares como cámaras del sistema de Sala Monitoreo 911.

A las 18 horas de este lunes, el damnificado – de 52 años – formalizó la denuncia, difiriendo en el monto que en un primer momento mencionó al personal policial. Argumentó que fue por un error propio del estado de nerviosismo ante el hecho del que fue víctima.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: