Posted on: 12 septiembre, 2020 Posted by: Redacción Comments: 0

Se lo aisló al igual que al personal policial que cumple funciones en el lugar.

Se confirmó que un detenido a disposición de la justicia en la Alcaidía local, ubicada sobre calle Tavella 1362, lugar que comparten con el centro de operaciones del Comando Radioeléctrico y la Comisaría 4ta., dio positivo de COVID-19, por lo que luego de comprobarse mediante el hisopado correspondiente, se activaron los protocolos de Salud Pública que indican el inmediato aislamiento, tanto del preso como de quienes estuvieron en contacto con él y los policías que ofician de guardianes del lugar, efectivos del Comando y de la Comisaría 4ta que cubre una extensa zona de la ciudad de Concordia.

 Por lo investigado por este medio, Osvaldo B. que estaba recluido en la Alcaidía, presentó síntomas y para comprobar si estaba infectado fue llevado por un patrullero policial con tres efectivos hasta el Masvernat, donde le realizaron el hisopado. Al recibirse el informe que el resultado era positivo -varios dias más tarde- se trasladó al detenido contagiado a una celda individual, aislándose tanto a los demás detenidos que compartían con él la espera para ser atendidos por la Justicia y a los funcionarios policiales que también tuvieron contacto con el enfermo.

Anoche, una comunicación con el intendente de Concordia, Alfredo Francolini, confirmó la noticia, que también fue reconfirmada en el ámbito tribunalicio. El presidente municipal dijo que se trata de establecer el nexo epidemiológico del detenido y que, mientras tanto, se deben aislar los que estuvieron en contacto con él.

Como el lugar es de mucho movimiento de personal policial ya que funcionan tanto la Alcaidía como el Comando Radioeléctrico y la Comisaría 4ta, cuyos funcionarios van y vienen por los sanitarios y otras dependencias, así como que se utilizó un patrullero policial para hacer el traslado del detenido hasta el Masvernat, se dispuso que todo el personal que haya trabajado estos días, se deberá someter a testeos para determinar la eventualidad de contagios.

El jefe de Policía, Crio Cancio, dijo anoche a este medio que tanto justicia, municipio, salud y Policía, están trabajando en conjunto y que hasta anoche no había personas con síntonas y que recién este sábado se pondrán en marcha las medidas adoptadas.

LE HICIERON HISOPADO Y LO MANDARON DE NUEVO EN EL PATRULLERO A ALCAIDÍA 

Un familiar de Osvaldo B, recientemente confirmado con COVID-19, comentó como fueron los días previos a que se le diagnostique el positivo. En diálogo con este medio, el tío del joven de 30 años comentó que “hace 14 días que está detenido por una situación que se dio en el Barrio Martín Fierro. Hace cuatro días que empezó con fiebre y activaron los protocolos, lo revisó el médico policial hace dos días y le dijo que era garganta seca nomás. Posteriormente le hicieron el hisopado luego en el hospital y lo mandaron de nuevo en el patrullero a la Alcaidía. El está con COVID -dijo el familiar de Osvaldo B.- mientras tanto no le hicieron nunca un hisopado al personal de la policía allí adentro”, y estimó que “si él estuvo con fiebre hace cuatro días, seguramente todo el entorno va a estar contagiado”, estimó el tío del contagiado de Covid-19. 

Posteriormente el familiar de Osvaldo afirmó que “ni la alcaidía cerraron y ahora quieren fumigarla, ahí hay como diez detenidos más dos o tres policías y teniendo en cuenta que rotan los policías, hay que ver cuántos contagiados hay”, especuló y recordó que “el primer día que tuvo fiebre ya tenían que haber activado los protocolos. Acá en la familia ninguno tiene síntomas ni nada, hace catorce días que Osvaldo está preso así que para mí está adentro el virus”.  

Por último, el tío de Osvaldo señaló que a la familia nadie les informó nada: “Nosotros nos enteramos porque tenemos familiares trabajando en salud. Insisto, jamás aplicaron los protocolos y los policías que trabajan ahí se van a contagiar todos”, aseguró en tono tremendista.

El temor que el virus ingresara a la cárcel pública, situación que hasta ahora no se ha dado, afectó otro sector de encarcelamiento provisorio como es la Alcaidía,. lugar donde los detenidos quedan a la espera de ser convocados a las Audiencias con fiscal, defensa y Jueces de Garantías, donde se determina si siguen detenidos -en cuyo caso pasan a la Unidad Penal 4- o si quedan en libertad.

En este caso y debido al tiempo de encierro que lleva Osvaldo, es muy probable que como lo dicen sus familiares, el contagio se lo haya pescado en la misma Alcaidía y que el virus esté presente en el lugar que, como dijimos, es un sitio de permanente rotación de efectivos policiales y de detenidos que esperan ser convocados por la Justicia.

Se lo aisló al igual que al personal policial que cumple funciones en el lugar.

Se confirmó que un detenido a disposición de la justicia en la Alcaidía local, ubicada sobre calle Tavella 1362, lugar que comparten con el centro de operaciones del Comando Radioeléctrico y la Comisaría 4ta., dio positivo de COVID-19, por lo que luego de comprobarse mediante el hisopado correspondiente, se activaron los protocolos de Salud Pública que indican el inmediato aislamiento, tanto del preso como de quienes estuvieron en contacto con él y los policías que ofician de guardianes del lugar, efectivos del Comando y de la Comisaría 4ta que cubre una extensa zona de la ciudad de Concordia.

 Por lo investigado por este medio, Osvaldo B. que estaba recluido en la Alcaidía, presentó síntomas y para comprobar si estaba infectado fue llevado por un patrullero policial con tres efectivos hasta el Masvernat, donde le realizaron el hisopado. Al recibirse el informe que el resultado era positivo -varios dias más tarde- se trasladó al detenido contagiado a una celda individual, aislándose tanto a los demás detenidos que compartían con él la espera para ser atendidos por la Justicia y a los funcionarios policiales que también tuvieron contacto con el enfermo.

Anoche, una comunicación con el intendente de Concordia, Alfredo Francolini, confirmó la noticia, que también fue reconfirmada en el ámbito tribunalicio. El presidente municipal dijo que se trata de establecer el nexo epidemiológico del detenido y que, mientras tanto, se deben aislar los que estuvieron en contacto con él.

Como el lugar es de mucho movimiento de personal policial ya que funcionan tanto la Alcaidía como el Comando Radioeléctrico y la Comisaría 4ta, cuyos funcionarios van y vienen por los sanitarios y otras dependencias, así como que se utilizó un patrullero policial para hacer el traslado del detenido hasta el Masvernat, se dispuso que todo el personal que haya trabajado estos días, se deberá someter a testeos para determinar la eventualidad de contagios.

El jefe de Policía, Crio Cancio, dijo anoche a este medio que tanto justicia, municipio, salud y Policía, están trabajando en conjunto y que hasta anoche no había personas con síntonas y que recién este sábado se pondrán en marcha las medidas adoptadas.

LE HICIERON HISOPADO Y LO MANDARON DE NUEVO EN EL PATRULLERO A ALCAIDÍA 

Un familiar de Osvaldo B, recientemente confirmado con COVID-19, comentó como fueron los días previos a que se le diagnostique el positivo. En diálogo con este medio, el tío del joven de 30 años comentó que “hace 14 días que está detenido por una situación que se dio en el Barrio Martín Fierro. Hace cuatro días que empezó con fiebre y activaron los protocolos, lo revisó el médico policial hace dos días y le dijo que era garganta seca nomás. Posteriormente le hicieron el hisopado luego en el hospital y lo mandaron de nuevo en el patrullero a la Alcaidía. El está con COVID -dijo el familiar de Osvaldo B.- mientras tanto no le hicieron nunca un hisopado al personal de la policía allí adentro”, y estimó que “si él estuvo con fiebre hace cuatro días, seguramente todo el entorno va a estar contagiado”, estimó el tío del contagiado de Covid-19. 

Posteriormente el familiar de Osvaldo afirmó que “ni la alcaidía cerraron y ahora quieren fumigarla, ahí hay como diez detenidos más dos o tres policías y teniendo en cuenta que rotan los policías, hay que ver cuántos contagiados hay”, especuló y recordó que “el primer día que tuvo fiebre ya tenían que haber activado los protocolos. Acá en la familia ninguno tiene síntomas ni nada, hace catorce días que Osvaldo está preso así que para mí está adentro el virus”.  

Por último, el tío de Osvaldo señaló que a la familia nadie les informó nada: “Nosotros nos enteramos porque tenemos familiares trabajando en salud. Insisto, jamás aplicaron los protocolos y los policías que trabajan ahí se van a contagiar todos”, aseguró en tono tremendista.

El temor que el virus ingresara a la cárcel pública, situación que hasta ahora no se ha dado, afectó otro sector de encarcelamiento provisorio como es la Alcaidía,. lugar donde los detenidos quedan a la espera de ser convocados a las Audiencias con fiscal, defensa y Jueces de Garantías, donde se determina si siguen detenidos -en cuyo caso pasan a la Unidad Penal 4- o si quedan en libertad.

En este caso y debido al tiempo de encierro que lleva Osvaldo, es muy probable que como lo dicen sus familiares, el contagio se lo haya pescado en la misma Alcaidía y que el virus esté presente en el lugar que, como dijimos, es un sitio de permanente rotación de efectivos policiales y de detenidos que esperan ser convocados por la Justicia.

Deja un comentario