Posted on: 27 marzo, 2020 Posted by: Redacción Comments: 0

Otra vez delincuentes ingresaron a robar en la escuela San Roque, ubicada sobre la Avenida José Ignacio Rucci, a metros del ingreso a Benito Legerén. Esta vez los amigos de lo ajeno ingresaron en pleno día; el hecho se produjo pasado el mediodía del miércoles cuando ingresó un individuo podado “Dieguito”. El delincuente fue captado en el predio por las cámaras de seguridad cuando ingresó por los fondos del establecimiento educativo, los que dan sobre las vías del ferrocarril.

“Dieguito” cortó el cable de la bomba de agua que provee el liquido elemento al tanque de la escuela que depende de la fundación Manos Abiertas y se llevo más de 60 metros de la línea eléctrica.

Sobre la nueva visita del delincuente que anda seguido por la escuela pero no para estudiar sino para llevar a cabo sus fechorías, el director de la institución, Fernando Panozzo, le dijo a cronistas de este medio que: “según lo que pudimos ver en las cámaras de seguridad con los policías, cerca de la una de la tarde de ayer (por el miércoles) apareció un muchacho conocido en el barrio, entró por la parte de atrás de las escuela porque se lo vio por las cámaras manoteando las puertas para ver que podía abrir, y logró abrir uno de los postigos de la dirección de primaria y al no poder abrir el otro postigo lo rompió pero de ahí se ve que no pudo robarse nada, “no obstante aclaró “lo que se robó fue el cable de la bomba de agua que alimenta el tanque de la escuela”, y recordó que: “hace algún tiempito sufrimos un robo muy grande en el taller de herrería”, lamentó el director.

Finalmente opinó que “tal vez lo que estamos en cuarentena se habrá aprovechado un poco de eso porque en pleno día siempre están los alumnos de la escuela”, recordó.

Deja un comentario